El extremo brasileño Malcom firmó un contrato por cinco años con el Barcelona, que lo presentó formalmente el jueves durante la gira de pretemporada que realiza el club por Estados Unidos.

“Estoy muy feliz, de todo corazón. Es un sueño de la infancia”, manifestó Malcom, quien habló con la prensa en las oficinas generales de Nike en Portland. “Todo jugador quiere llegar al Barcelona. Es difícil llegar y es difícil mantenerse. Espero dar muchas alegrías a la afición y conseguir muchos éxitos”.

El Barsa pagó al Burdeos 41 millones de euros (47,7 millones de dólares) por la transferencia del jugador de 21 años, quien anotó 23 goles en 96 partidos con el club francés.

“De pequeño veía a Ronaldinho y después a Neymar, quien es mi ídolo”, comentó. “Espero seguir los mismos pasos de los brasileños que tuvieron muchos éxitos en el Barcelona”.

Tras aprobar los exámenes médicos de rigor en España, Malcom viajó para unirse a sus nuevos compañeros, que enfrentarán al Tottenham el domingo en el Rose Bowl de Pasadena, California.