El campeón vigente Australia avanzó a los octavos de final de la Copa de Asia al vencer el martes 3-2 a Siria gracias a un gol agónico de Tom Rogic.

Con la necesidad de sacar un empate para quedar segundo en el Grupo B detrás de Jordania, Australia se dejó remontar dos veces antes del gol de Rogic en tiempo de descuento.

El empate 0-0 que Palestina sacó ante Jordania en Abu Dabi implica que aún puede avanzar como uno de los cuatro mejores terceros. Los palestinos quedaron con dos puntos y avanzarían si varios equipos en otros grupos igualen en sus partidos el miércoles y jueves.

Australia se las verá con Japón, campeón de la edición de 2011, o con Uzbekistán en el inicio de la fase de eliminación directa la próxima semana.