Atlético Paranaense fue demandado por apoyar a un candidato presidencial de extrema derecha durante un partido del campeonato nacional de fútbol.

El fiscal Felipe Bevilacqua dijo el martes que acusará al club de hacer que sus jugadores luciesen una camiseta que decía “vamos todos juntos por nuestro amor por Brasil”.

Ese es uno de los slogans de Jair Bolsonaro, el favorito para la votación del 28 de octubre por la segunda ronda de los comicios presidenciales.

El equipo usó esas camisetas antes de la victoria 4-0 sobre América el 6 de octubre. De ser hallado culpable, el club podría ser multado.

El club había pedido permiso a la Confederación Brasileña de Fútbol para usar las camisetas, pero le fue denegado.

El defensor Paulo André, que está abiertamente en contra de Bolsonaro, se opuso a enfundarse esa casaca.

El ejecutivo del club Mario Celso Petraglia negó que el mensaje tuviera un trasfondo político.