Frank de Boer fue despedido por Inter Milan después de menos de tres meses como técnico.

Luego duró apenas cuatro partidos en la Liga Premier de Inglaterra con Crystal Palace.

Ahora, De Boer tiene oportunidad de revivir su carrera con los campeones de la Major League Soccer.

Por mucho tiempo incondicional de la selección holandesa, De Boer asume la dirección técnica del Atlanta United, que ganó la Copa MLS en tan sólo su segunda temporada mientras rompía numerosas marcas de asistencia.

De Boer dijo que es una oportunidad de redención y destacó que las posibilidades de éxito son mucho mayores en Atlanta.

“Por supuesto, tienes que aprender de tus errores, pero también sobre organizaciones que no son tan buenas, organizadas y estructuradas como Atlanta United”, sostuvo el lunes durante una conferencia de prensa en las instalaciones de entrenamiento del club.

Sobre sus dos empleadores anteriores, De Boer añadió: “No hubo cohesión entre todos los departamentos. Todo estaba separado. Ahora, tenemos una sensación, ‘Está bien, no tengo que preocuparme por cosas del pasado’. Todo es muy claro y estructurado”.

De Boer representó a su país 112 veces en la cancha, la más notable cuando envió un pase de más de 50 metros para asistir el gol ganador de Dennis Bergkamp contra Argentina en los minutos finales de un duelo de cuartos de final en la Copa del Mundo Francia 1998. De Boer pasó a entrenador al término de su carrera como jugador, para guiar al poderoso club holandés Ajax a cuatro títulos consecutivos de la Eredivisie _un récord de la primera división holandesa_.

“La cinco y media temporadas que estuve trabajando como director técnico del Ajax ... me costaron menos energía que los ocho meses en Inter y Crystal Palace. Comencé a tener canas”.

Ciertamente, De Boer tiene unos zapatos muy grandes que llenar.

En dos años como entrenador del United, Tata Martino instaló un estilo de juego al ataque que fue un gran éxito con los aficionados y un éxito en la cancha. El club promedió más de 53.000 personas por juego esta temporada, eclipsando fácilmente su propia marca, y emocionando a la ciudad al capturar la Copa MLS en diciembre.

Martino renunció para hacerse cargo de la selección nacional de México. Pero las expectativas siguen siendo las mismas.

“Todos esperan mucho del Atlanta United”, reconoció De Boer. “Eso es normal cuando eres un campeón”.