Arresto domiciliario para ex juez guatemalteco en caso FIFA

Un juez guatemalteco acusado como parte de la investigación estadounidense por corrupción en el fútbol quedará bajo arresto domiciliario y tendrá que utilizar un grillete electrónico como parte de...

Un juez guatemalteco acusado como parte de la investigación estadounidense por corrupción en el fútbol quedará bajo arresto domiciliario y tendrá que utilizar un grillete electrónico como parte de las condiciones de su fianza.

El juez guatemalteco Héctor Trujillo no podrá alejarse a más de 50 millas (80 kilómetros) de la corte federal en Brooklyn, donde un magistrado fijó el jueves su fianza en cuatro millones de dólares. El abogado de Trujillo dijo que amigos y familiares entregarán dinero en efectivo y propiedades para garantizar la fianza.

Trujillo era secretario general de la Federación Nacional de Fútbol de Guatemala el mes pasado, cuando se le arrestó. Las autoridades estadounidenses lo detuvieron mientras estaba en un crucero anclado en las aguas de la Florida.

Sobre Trujillo pesan acusaciones de crimen organizado, fraude electrónico y lavado de dinero. Es uno de los 16 dirigentes del fútbol latinoamericano acusados en diciembre como parte de una abarcadora pesquisa sobre corrupción en el fútbol.

Durante la audiencia frente al magistrado Ronald Levy, los fiscales dijeron inicialmente que había un acuerdo para fijar la fianza. Sin embargo, manifestaron su preocupación sobre la posibilidad de que los fondos y propiedades que se utilizaran para garantizarla estuvieran listos antes de que se permitiera la liberación de Trujillo.

El abogado defensor Florian Miedel dijo que se realizaban trámites tales como firma de documentos y transferencias de dinero.

"El asunto es si él debe pasar otro día en la cárcel", explicó Miedel.

Levy indicó que, en vista de que estaba claro que las transferencias se realizaron, permitiría que Trujillo comenzara a cumplir el arresto domiciliario. De acuerdo con Miedel, Trujillo permanecerá en Nueva Jersey.

Como parte del acuerdo, Trujillo no puede tener comunicación con los coacusados, a menos que sea en una reunión con la presencia de los abogados.

Todos los detenidos enfrentan cargos de soborno, en relación con torneos internacionales.