Guillermo Coria, Gastón Gaudio y Guillermo Cañas, parte de la llamada generación dorada de tenistas argentinos que brillaron hace una década, tomarán el mando del equipo argentino de Copa Davis tras el despido del capitán Daniel Orsanic.

La Asociación Argentina de Tenis (AAT) anunció el viernes en un comunicado que la salida de Orsanic “se decidió en base a las diferencias de proyecto deportivo entre ambas partes y con la intención de garantizar un clima de armonía de cara a la trascendental serie de septiembre frente a Colombia, donde Argentina se jugará su regreso al Grupo Mundial”.

Orsanic había liderado al equipo que ganó en 2016 la Copa Davis por primera vez en la historia. Sin embargo, no era considerado para el proyecto del nuevo presidente de la AAT, el ex tenista Agustín Calleri.

En principio la elección de un triunvirato, que trabajará ad-honorem, dirigirá al equipo por la serie ante Colombia, que se jugará del 14 al 16 de septiembre en la provincia de San Juan.

La conducción de la AAT adelantó que luego de este compromiso se reunirá con los “principales jugadores para planificar la temporada 2019”.

Coria, Gaudio y Cañas llegaron ubicarse entre los diez mejores jugadores del mundo en la primera década de este siglo. Coria y Gaudioo protagonizaron una emocionante final en Roland Garros en 2004, que ganó el segundo.

La “generación dorada”, también integrada por David Nalbandian y Calleri, se destacó en el circuito pero nunca pudo consagrarse en la Davis pese a que Argentina fue finalista en 2006, 2008 y 2011.

“Como tenemos la serie contra Colombia a la vuelta de la esquina, nos movimos rápido para encontrar la solución. Confiamos en que este equipo, que trabajará ad honorem, va a devolver a la Argentina al lugar que se merece”, aseguró Calleri.