Argentina con Schwartzman y dos debutantes ante Chile

Obsesionada por regresar cuanto antes a la máxima categoría de la Copa Davis, Argentina alistará a Diego Schwartzman como principal jugador de individuales y también a dos debutantes para recibir a...

Obsesionada por regresar cuanto antes a la máxima categoría de la Copa Davis, Argentina alistará a Diego Schwartzman como principal jugador de individuales y también a dos debutantes para recibir a Chile el 6 y 7 de abril por la segunda ronda de la zona de las Américas.

Los argentinos ganaron en 2016 la Davis por primera vez en su historia, pero un año después sufrieron el descenso a la Zona Americana tras 16 años consecutivos en el Grupo Mundial.

El capitán Daniel Orsanic anunció el martes a los cinco integrantes del equipo que enfrentará a Chile en el estadio cubierto Aldo Cantoni, con superficie de arcilla, de la provincia de San Juan, a unos 1.100 kilómetros al oeste de Buenos Aires.

Sin Juan Martín Del Potro, 6to del mundo, por decisión personal, la primera raqueta argentina será Schwartzman, de 25 años, que actualmente figura en el puesto 16 del ranking de la ATP, el mejor de su carrera.

Lo escoltan Guido Pella (61) y Nicolás Kicker (87), quien hará su presentación en Argentina tras rechazar jugar la Davis para Austria. En dobles, Orsanic apostará por la experiencia de Máximo González, de 34 años y 82 del escalafón en dobles, y Guillermo Durán, 69no en la especialidad, que jugará por primera vez la Davis con 29 años.

González y Durán representaron a la Argentina en dobles del tenis en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

“Estos jugadores están en buen nivel y con mucha ilusión de jugar por la Argentina. Tanto Kicker como Durán harán su debut en el equipo y tenemos plena confianza de que estarán a la altura de semejante desafío”, destacó Orsanic.

Argentina y Chile se enfrentaron en 16 oportunidades, con ocho triunfos por lado. La última vez que se midieron fue en 2000 en Santiago, en un duelo tristemente recordado por las sillas que arrojaron los locales contra jugadores y simpatizantes argentinos. La serie se suspendió y se la dio por ganada a Argentina.

El ganador jugará en septiembre por el ascenso al Grupo Mundial.