Andy Murray derrota a Rafael Nadal en la final de Madrid

  • El escocés venció en dos sets de 6-3 y 6-2.
  • Necesitó menos de una hora y media para el triunfo.
  • El español sigue sin título en lo que va de año.

Rafael Nadal perdió en la final del Masters de Madrid ante Andy Murray, que no dio opción al español, imponiéndose por 3-6 y 2-6 antes de que se llegara a la hora y media de partido.

En 20 ocasiones se habían enfrentado ambos tenistas, con 15 victorias para Nadal. Mejor aún para Rafa en los duelos en tierra batida: seis victorias a cero. También acudía el manacorense habiendo aparcado las dudas que le persiguen esta temporada gracias a su buena semifinal ante Berdych. Y, para rematar los buenos presagios, nada menos que cuatro torneos madrileños en el haber de Nadal por solo uno de Murray.

Nada de esto fue suficiente para derrotar al escocés, que pasó como un ciclón sobre el balear, que hizo lo que pudo, pero al que los errores no forzados y el gran porcentaje de primeros servicios del escocés condenaron. Rafa no dio una con su derecha, todo lo contrario que Murray, al que solo los nervios para rematar los puntos importantes pesaron en algún momento.

Gran nivel de Murray

El partido arrancó con un Murray en plan mandón, la tónica del choque. A Nadal le costó entrar en la final, tanto que solo logró un punto de trece posibles. La consecuencia fue un 0-3 para el escocés, que encarrilaba la primera manga. Según pasaban los juegos, el balear fue encontrando algo de luz, pero no los golpes precisos para amedrentar al británico.

No mucho mejor empezaron las cosas en el que sería segundo y definitivo set. Murray rompió el servicio de Nadal nada más arrancar la manga, algo que lastró al balear, que nunca fue capaz de enlazar varios puntos seguidos, solo algunos destellos de su fantástico tenis que no hace mucho brillaba. Con el segundo break, llegó la desaparición definitiva del español en la pista Manolo Santana.

Nadal, que cae al séptimo puesto de la ATP, no logró su quinto Masters de Madrid, pero sí recuperó sensaciones olvidadas en este inicio de temporada. Aunque este nivel no es suficiente, sobre todo, de cara a Roland Garros, que culmina la temporada de tierra.