Argentina-Alemania: la final del Mundial, hombre por hombre

Argentina y Alemania enfrentan este domingo la tercera final mundialista de la historia entre ambos con sensaciones bien distintas.

Los partidos de semifinales han marcado una final que se antoja, en principio, desnivelada. Por un lado, el rodillo alemán, que le endosó siete goles a Brasil; por otro, la renqueante Argentina, que apenas ha tenido rivales de entidad y aún así su fútbol brilla por su ausencia.

La presión es algo que los dos 'grandes' del fútbol llevan a la espalda desde que arrancó el campeonato El factor anímico puede ser determinante. La soberbia victoria de Alemania sobre Brasil y el Mundial que llevan protagonizando le da al equipo de Low la fortaleza mental necesaria para un partido de este calibre. Sin embargo, Argentina tendrá ganas de revancha y vengar la final perdida hace 24 años en el Mundial de Italia'90.

También hay que tener en cuenta el menor cansancio de los jugadores europeos por los minutos que llevan en sus piernas los argentinos, que llegan de una prórroga en las 'semis', sumada a la viviva en octavos ante Suiza. Alemania solo tuvo minutos de más ante Argelia, también en octavos. La presión es algo que los dos 'grandes' del fútbol llevan a la espalda desde que arrancó el campeonato, puesto que alemanes y argentinos necesitan un título que se les resiste desde hace muchos años.

Pero en una final nada está escrito, aunque en el repaso por posiciones sobre el césped también parece que los teutones parten con ventaja.

Portería

Romero - Neuer. El argentino ha sido un meta muy criticado casi desde que fuera convocado por Sabella, ya que no es titular con el Mónaco. Pero, partido a partido, se ha ido ganando el cariño y el respeto de la afición. En la semifinal fue el héroe, deteniendo dos penaltis a Holanda.

Enfrente estará Neuer. El alemán apenas tuvo trabajo ante Brasil, en un partido en el que fue mero espectador. Está considerado, en la actualidad, como uno de los mejores porteros del mundo, si no el mejor. Y en este Mundial lo ha demostrado, ya que las pocas ocaciones de peligro en su portería las ha salvado con enorme serenidad. Algunos aseguran que el es quinto defensor de Alemania, gracias a su buena situación casi de líbero y su perfecto golpeo de balón.

Defensa

El punto fuerte de los argentinos, junto con su astro Leo Messi. Solo ha recibido tres tantos la albiceleste en este Mundial. Y es gracias, en parte, a la férrea defensa que parapeta a Romero, mejor de lo que la propia afición podía esperar. Garay ha estado imponente y Demichelis hace notar siempre su experiencia.

Lahm, Hummels, Boateng y Höwedes, por su parte, podrían estar un escalón por debajo de los argentinos, defensivamente hablando. Además, parece que Mats Hummels podría no llegar a la final por culpa de una tendinitis en su rodilla derecha

Centro del campo

Pendientes de Di María —lesionado en el partido de cuartos ante Bélgica—, los argentinos son lentos en el arranque de la jugada. Enzo Pérez sustituyó al 'Fideo' con garantías ante los holandeses, pero la final es otra historia. Mascherano, el corazón de la albiceleste, llega tras su mejor participación durante este Mundial, muy acertado sobre todo en los cierres. Pero son nombres sueltos que pueden dar alegrías, pero no parecen dar a Argentina un centro del campo fuerte.

En Alemania, todo lo contrario. Schweinsteiger, Kroos, Khedira y Ozil hace que la teutona sea la mejor selección del mundo combinando en velocidad y al espacio. Solo Ozil parece estar en este Mundial un punto por debajo de sus compañeros.

Delantera

En eficacia, los alemanes son superiores a los argentinos, con 17 tantos frente a 7 de los sudamericanos. La final también será un duelo de goleadores con Thomas Müller y Lionel Messi sobre el césped. El alemán cuenta en su haber con 5 tantos, uno más que el argentino, que ha perdido protagonismo según ha avanzado el torneo. Klose, el artillero más eficaz de todas las ediciones disputadas, e Higuaín, respectivamente, les acompañarán en ataque.