Alemania conquistó el domingo su cuarta Copa del Mundo al vencer 1-0 a Argentina en una final que se definió con un gol de Mario Göetze en los tiempos suplementarios.

Götze definió con una volea a pasos del arco Göetze, que entró al final del tiempo reglamentario en reemplazo de Miroslav Klose, fusiló al portero Sergio Romero con una volea a pasos del arco, después de dormir con el pecho un centro de Andre Schuerrle.

Alemania se convirtió en la primera selección europea que gana un Mundial en continente americano, y ahora supera 2-1 a Argentina en sus duelos personales en finales. Los argentinos se impusieron en la final de 1986 y los germanos la de 1990.

Alemania, una máquina que venía de arrollar 7-1 a Brasil en semifinales, se fue como el equipo más goleador del Mundial con 18 tantos.

El equipo de Joachim Loew sumó otra estrella a las de 1954, 1974 y 1990, aunque esta es la primera como Alemania unificada. La Albiceleste sigue con las copas que levantó en 1978, como anfitriona, y en 1986 con Diego Maradona en la cancha.

El arbitraje estuvo a cargo del italiano Nicola Rizzoli, quien tuvo una mala actuación, perdonó muchas tarjetas, inclusive algunas rojas. Amonestó a Bastian Schweinsteiger (29), y a Benedikt Hoewedes (33) por los germanos, mientras que Javier Mascherano (64) y Sergio Agüero (65) vieron cartón preventivo por Argentina.

El técnico Joachim Low escribió su nombre en la historia de las Copas del Mundo, tras guiar a la selección de Alemania al título en Brasil 2014 y convertirse en el estratega del tetracampeonato para su equipo.

Josef Herberger (Suiza 1954), Helmut Schon (Alemania 1974) y Franz Beckenbauer (Italia 1990), han sido los técnicos germanos que han ganado una justa del orbe, lista a la cual se une Low, quien asumió el cargo tras la competencia en su país en 2006.