Alcalde de Río critica a Comité Olímpico Australiano

El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, criticó la decisión del Comité Olímpico Australiano, que ordenó a sus 450 atletas no visitar las favelas de la ciudad durante los Juegos que se realizarán...

El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, criticó la decisión del Comité Olímpico Australiano, que ordenó a sus 450 atletas no visitar las favelas de la ciudad durante los Juegos que se realizarán en agosto.

"Hay mucha ignorancia sobre Río y Brasil, un cierto dramatismo sobre cómo son las cosas", dijo Paes el martes, en una conferencia de prensa. "Que quede entre nosotros, pero el Comité australiano ha sido una fuente de agresiones contra Brasil. Y nosotros amamos Sydney".

Han surgido críticas en Brasil después de que John Coates, presidente del Comité, dijo en abril de 2014 que los preparativos para los Juegos Olímpicos de Río eran los peores que había visto. Coates, quien es también miembro de la comisión coordinadora del Comité Olímpico Internacional para los Juegos, se retractó después, y manifestó su confianza en que los organizadores realizarían su trabajo.

Pero los comentarios posteriores de funcionarios australianos sobre la seguridad y la infraestructura han sido interpretados por algunos en Brasil como una crítica desmedida.

Mike Tancred, el presidente del Comité Olímpico Australiano, dijo a The Associated Press, "amamos Brasil y estamos ansiosos por compartir la emoción. Río ha logrado tremendos progresos con sus preparativos para los Juegos... no tenemos duda de que Río cumplirá".

Tancred dijo que la decisión de la líder de la delegación Kitty Chiller, quien prohibió que los miembros de la misma vayan a las barriadas de la ciudad, se basó en comentarios de un experto en seguridad.

El experto indicó "que nos sería imposible permitir que nuestros atletas visiten las favelas porque no podríamos controlar las visitas que involucraran a un gran número de deportistas que acuden a diferentes lugares en horas distintas", afirmó Tancred. "Nuestros atletas se involucrarán ciertamente con los habitantes de Río y se unirán a la diversión de la playa de Copacabana, pero las favelas son áreas que no podemos controlar, y la seguridad personal de nuestros atletas está primero".

Las barriadas de Río figuran entre las áreas más violentas de la ciudad pero atraen también miles de visitantes en recorridos turísticos formales e informales. En los años recientes, algunos extranjeros han optado por quedarse en las favelas más seguras porque el precio del hospedaje ahí es mucho menor que en los hoteles cercanos a las playas.

Pese a las preocupaciones persistentes por los retrasos en el programa de construcción de alguna infraestructura, los organizadores de Río 2016 han prometido que los Juegos saldrán bien, tal como se prometió.