La federación de fútbol de Albania anunció que los partidos de la liga local se reanudarían esta semana, tras un encuentro con funcionarios gubernamentales, quienes prometieron mejorar la cooperación para combatir la violencia en los estadios.

En el encuentro del lunes participaron el primer ministro Edi Rama y algunos miembros del gabinete, así como autoridades locales y dirigentes de la federación, para abordar la manera de lidiar con los hechos violentos.

Rama prometió enmendar el código penal, para encarcelar a los hinchas que invadan la cancha.

“El modelo inglés es el apropiado para poner fin a la violencia de hooligans”, opinó.

Hace dos semanas, los partidos de la liga se suspendieron tras la agresión a un árbitro. La actividad se reanudaría esta semana, en el torneo de copa.

La federación expulsó al Kamza y a tres dirigentes de ese club por lo que resta de la presente temporada, e impuso multas tras los actos de violencia contra un árbitro.