Sergio Agüero estuvo involucrado en un altercado con un hincha de Wigan, en el caos que se produjo al término de la sorprendente victoria del club de tercera división ante el Manchester City en la Copa FA el lunes.

Los hinchas locales irrumpieron en la cancha del DW Stadium para festejar la victoria 1-0 en los octavos de final ante los súper líderes de la Liga Premier inglesa.

Simpatizantes de ambos clubes fueron partícipes en el desorden. Las imágenes de televisión mostraron un contacto físico entre un seguidor del equipo local y Agüero.

El delantero argentino al parecer agredió al simpatizante del Wigan, luego que el hincha le dijera algo al jugador, y Agüero debió ser contenido por sus compañeros del City.

Las vallas de publicidad fueron arrancadas cuando la invasión a la cancha por parte de los hinchas de Wigan se salía de control, al tiempo que los derrotados jugadores del City eran escoltados rumbo al vestuario.

Las imágenes también mostraron el lanzamiento de objetos, incluyendo una valla publicitaria, a agentes de la policía desde la zona de la grada donde estaban los seguidores del City.

El técnico del City Pep Guardiola dijo que estaba en el vestuario y que no fue testigo del incidente de Agüero.

“Es más seguro cuando los aficionados no estén ahí, pero a veces puede pasar”, dijo el entrenador catalán.

Su contraparte del Wigan Paul Cook también estaba en el vestuario al momento de los incidentes.

“No es correcto (las invasiones de cancha), pero no he visto estos incidentes, así que prefiero no opinar, pero la seguridad de los jugadores es lo primordial para todos”, indicó.