Pese a los dos goles de Riyad Mahrez, Argelia desentonó en su debut en la Copa Africana de Naciones al empatar el domingo 2-2 ante Zimbabue, la segunda gran sorpresa que se produce en dos días del torneo.

Mahrez, el astro del campeón inglés Leicester, puso en ventaja a Argelia a los 13 con un remate combeado. El segundo tanto del mediocampista cayó a ocho minutos del final y salvó de la derrota a uno de los candidatos al título.

Apenas cuatro minutos después del gol inicial de Mahrez, Zimbabue replicó mediante Kuda Mahachi, y el penal cobrado por Nyasha Mushekwi les dio una ventaja transitoria.

Argelia apretó con todo al final y rescató el empate con un zapatazo de Mahrez que batió al arquero rival Tatenda Mkuruva.

Este empate se dio después que el anfitrión tuvo que conformarse con un 1-1 frente al debutante Guinea-Bissau en la primera fecha.

Supuestamente, Zimbabue era el rival más débil en el Grupo B. Quedó por ahora empatado en el segundo puesto de la llave, liderada por Senegal, que no permitió sorpresa alguna y se impuso 2-0 a Túnez.

Senegal nunca ha ganado este certamen, pero se ubica entre los favoritos, al ostentar una foja perfecta durante la eliminatoria y al contar en sus filas con Sadio Mane, de Liverpool.

La selección senegalesa se colocó en ventaja a los 10 minutos, precisamente con un penal convertido por Mane. Kara Mbodji amplió la delantera a los 30.