Adolescente Pulisic ya es el líder de EEUU

Mientras Christian Pulisic calentaba en un entrenamiento antes de un duelo contra Costa Rica por las eliminatorias mundialistas, el ex portero Kasey Keller se mostró maravillado por la joven estrella...

Mientras Christian Pulisic calentaba en un entrenamiento antes de un duelo contra Costa Rica por las eliminatorias mundialistas, el ex portero Kasey Keller se mostró maravillado por la joven estrella estadounidense que podría llegar a ser el mejor jugador del país en la historia.

"Me siento realmente deslumbrado por el nivel en que se encuentra, hasta dónde puede llegar", declaró Keller el jueves en la Red Bull Arena. "Puedo imaginar a Christian siendo adquirido por 100 millones de dólares por un Barcelona, un Real Madrid, un Manchester United, un Chelsea, un Bayern Munich. Tiene una oportunidad para ser ese primer tipo de jugador de la selección nacional adquirido por una gran cantidad de dinero y titular en uno de los mejores equipos del mundo por mucho tiempo".

El mismo Pulisic reconoce que su ascenso ha sido inesperado.

Abandonó sus estudios de secundaria en Hershey, Pennsylvania, en febrero de 2015 para sumarse al programa de fuerzas básicas del Borussia Dortmund. Debutó en el equipo de primera división en enero de 2016 a sus 17 años, y dos meses después fue convocado para la selección de Estados Unidos. A los 18 años, una edad en la que la mayoría de los futbolistas estadounidenses siguen forjándose en programas juveniles, ya suma siete goles en 16 partidos de la selección nacional, incluyendo cinco en eliminatorias mundialistas.

"Para mí, todo sucedió demasiado rápido. Por supuesto, el año pasado ha sido una locura", afirmó Pulisic. "El ser capaz de jugar a un nivel de clubes, a un alto nivel, y luego ser convocado a la selección, es asombroso. Pero sólo intento mantener los pies sobre la tierra lo mejor que pueda, ya saben, encontrar un equilibrio. Me siento honrado por estar aquí y poder representar tan pronto a mi club y mi país".

En abril apareció en la portada de un catálogo de equipo y uniformes de fútbol en Estados Unidos, un estatus usualmente limitado a estrellas como Lionel Messi o Cristiano Ronaldo.

"Por supuesto que me suelen decir mucho ese tipo de cosas. La gente habla, saben, sobre este chico. Hay mucha atención, lo que sea, pero sólo trato de pensar en eso lo menos posible porque no es algo que me importe", indicó Pulisic. "Me he puesto demasiada presión a mí mismo, por lo que no necesito toda esta atención externa o cosas así. Tan solo busco ser el mejor jugador que pueda ser para mí y los que me rodean".

Capaz de burlar a las defensas a base de velocidad y agudeza raramente mostrada por un estadounidense, a Pulisic le ha sido asignado el 10 en la selección _por lo general otorgado al líder de la ofensiva_ por primera vez en septiembre del año pasado, a sus 17 años y 349 días.

Utilizado primordialmente como un mediocampista externo al principio por el técnico del Dortmund, Thomas Tuchel, Pulisic asumió un rol más central en la segunda mitad de la temporada pasada cuando Marco Reus sufrió una lesión de rodilla. Pulisic anotó dos goles en 12 juegos durante su primera campaña con el equipo, convirtiéndose en el jugador extranjero más joven en anotar en la Bundesliga, luego agregó cinco en 43 partidos en año pasado.

Esta temporada, podría tener incluso más minutos como titular, y quizás moverse también como extremo, en Dortmund ante la salida del delantero Ousmane Dembélé, vendido al Barcelona, y una lesión que marginará a Reus hasta el próximo año.