Aunque el Abierto de Miami se mudó de una isla pintoresca al concreto de los suburbios, el nuevo hogar del torneo incluirá una cancha con capacidad para 13.800 espectadores en el estadio de los Dolphins de Miami y otras 29 canchas permanentes.

IMG, la empresa dueña del torneo, dijo el miércoles que la nueva sede incluirá más espacio para los jugadores, fanáticos y estacionamiento, además de mejores infraestructuras y comodidades. El torneo recibió autorización el martes del Condado de Miami-Dade para mudarse en 2019 de su sede en Key Biscayne.

La construcción del nuevo centro de tenis comenzará pronto y costará más de 50 millones de dólares. La mayoría de las obras estarán en terrenos que son utilizados como estacionamiento para los partidos de fútbol americano. La capacidad total de espectadores aumentará de 25.062 a 32.474, incluyendo 5.660 en las canchas de práctica. También habrá luz para jugar más partidos de noche.

La cancha en el estadio de fútbol americano tendrá asientos permanentes y temporeros, y la red estará ubicada en la línea de la yarda 50. Se utilizarán pantallas para tapar las secciones de asientos del estadio que no se utilizarán.

El dueño de los Dolphins y del estadio, Stephen Ross, dijo este año que quería invertir en un centro de tenis en sus terrenos para mantener el torneo en el sur de la Florida. Los Dolphins lograron un acuerdo con IMG y el condado.