Los Azulejos de Toronto saben que para aspirar a los playoffs, necesitan que el pitcher Aaron Sanchez esté totalmente sano.

Sanchez fue elegido al Juego de Estrellas en 2016, cuando tuvo marca de 15-2 y 3.00 de efectividad. Sin embargo, el derecho estuvo en la lista de lesionados en cuatro ocasiones el año pasado por ampollas en el dedo del medio de su mano de lanzar.

Sanchez terminó con récord de 1-3 y 4.25 de efectividad, y no lanzó después del 19 de julio.

“Sanchie, fue una pieza importante que nos faltó”, comentó el manager John Gibbons. “Venía de un año en el que tuvo el título de ERA (efectividad). Así que es vital que lance este año si es que vamos a hacer algo importante. Ojalá que no sea un problema recurrente”.

Sanchez realizó 34 lanzamientos el sábado en su segunda sesión de bullpen de los campos de entrenamiento.

“Luce bien, se siente bien”, afirmó Gibbons. “No hay señales de ampollas. Para ser un tipo que básicamente se perdió el año entero, luce bastante bien”.

Sanchez es parte de una rotación que incluye a Marcus Stroman, J.A. Happ y los mexicanos Marco Estrada y Jaime García. El último pactó el jueves un contrato por un año y 10 millones de dólares.

“Las lesiones afectaron nuestra rotación el año pasado”, dijo Gibbons. “Afectan a cualquiera”.

Toronto utilizó 14 abridores en 2017 y terminó con marca de 76-86, para ocupar el cuarto puesto en la División Este de la Liga Americana. Tan solo Stroman y Estrada realizaron al menos 30 aperturas.

“Creo que es una de las mejores (rotaciones) en el béisbol”, dijo García. “Hay mucho talento. Tienes a algunos de los mejores lanzadores jóvenes del béisbol y un par de tipos veteranos como yo que pueden competir”.

García realizó su primera sesión de bullpen el sábado.