Aarón Hernandez, ex jugador de los Patriotas de Nueva Inglaterra, equipo que jugará este domingo el Súper Tazón, fue presentado este jueves ante una corte de Massachusetts, en el inicio del juicio por el presunto asesinato de su amigo Odin Lloyd, cometido en 2013.

El ex ala cerrada originario de Puerto Rico, enfrenta cargos por la supuesta autoría en el asesinato del jugador semi profesional de futbol americano Odin Lloyd, de 27 años, que mantenía una relación sentimental con la hermana de la novia del ex atleta.

El ADN de Hernández se encontró en un carrujo de marihuana hallado junto al cuerpo de Lloyd Hernández de 25 años de edad es acusado junto con dos cómplices, Ernest Wallace y Carlos Ortiz, y serán juzgados por separado, además de que enfrentarán cargos por haber destruido e intentado encubrir evidencia.

En su intervención, el fiscal Patrick Bomberg indicó que el ADN de Hernández se encontró en un carrujo de marihuana hallado junto al cuerpo sin vida de Lloyd, además de que las huellas de los zapatos encontradas en la escena del crimen coinciden con el calzado del ex jugador de Patriotas.

Mientras tanto, el abogado de Hernandez, Michael Fee, sostuvo que su cliente es inocente, y que la evidencia recabada en la investigación del crimen había sido "descuidada y poco profesional".

Valuado en 40 millones de dólares durante su época como jugador de los Patriotas, para los que se desempeñaba en la posición ofensiva conocida como "tight end", Hernández enfrenta también acusaciones por otros dos asesinatos cometidos en 2012 en la ciudad de Boston.