A días de crucial fallo, Semenya completa doblete

La corredora Caster Semenya completó un doblete al conquistar de los 1.500 y 5.000 metros en los campeonatos nacionales sudafricanos justo días antes que un tribunal deportivo emita un fallo que...

La corredora Caster Semenya completó un doblete al conquistar de los 1.500 y 5.000 metros en los campeonatos nacionales sudafricanos justo días antes que un tribunal deportivo emita un fallo que podría condicionar el resto de su carrera.

Semenya, bicampeona olímpica de los 800 metros, ganó el viernes los 1.500 metros planos en el estadio Germiston con un tiempo de cuatro minutos, 13,61 segundos. Corriendo con la camiseta azul oscuro del equipo de su provincia, finalizó con una ventaja de más de 100 metros sobre su más cerca rival.

Semenya ganó el jueves los 5.000 con un tiempo modesto de 16:05.97, pero fue apenas su segunda carrera competitiva en los 5.000 metros. Ahora ha ganado los títulos sudafricanos en los 400, 800, 1.500 y 5.000 metros habiendo ganado un triplete sin precedentes _los 400, 800 y 1.500 metros_ en 2016.

La decisión de Semenya de competir en los 5.000 metros este año _eligió no correr su carrera favorita de dos vueltas_ podría ser importante.

Se espera que el Tribunal de Arbitraje Deportivo divulgue el lunes o martes una decisión sobre el caso de Semenya contra la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés). Esto involucra las reglas propuestas por el órgano de pista y campo que exigirían a la sudafricana de 28 años y otras atletas con niveles altos de testosterona natural a disminuirlos a través de medicamentos o cirugía a fin de ser elegibles para participar en ciertas carreras en las principales competencias como Juegos Olímpicos y campeonatos mundiales. Las reglas aplicarían para eventos desde 400 metros hasta una milla.

Semenya está desafiando las reglas. Si pierde el caso, podría competir en los 5.000 metros sin reducir sus niveles de testosterona.

La IAAF argumenta que las mujeres con niveles inusualmente altos tienen una ventaja competitiva sobre sus rivales e intenta, a partir del 1 de noviembre, limitar todos los eventos internacionales de 400 metros a la milla a aquellas atletas con testosterona inferior a un nivel específico.

Las deportistas con testosterona elevada deberán reducir su nivel por "seis meses (por ejemplo, por medio de anticonceptivos hormonales)" a fin de ser elegibles para competir, y mantener ese nivel bajo.

Semenya ahora afronta el dilema de ingerir medicamentos a diario o empezar a correr en los 5.000 metros. La sudafricana también se colgó el bronce en los 1.500 metros en el Mundial de Atletismo de Londres en 2017.

En 2011, la IAAF puso en vigencia una norma que obligaba a las atletas con hiperandrogenismo a reducir artificialmente sus niveles de testosterona para poder competir. Dos años antes, Semenya cronometró un minuto y 55 segundos para ganar su primer título mundial en Berlín. Aunque las normas previas se aplicaron, sus mejores tiempos de temporada oscilaron en los 1:59 o menos.