Mickelson se salta cena de campeones en Abierto Británico

un día después a lo que es normal para un campeón del Abierto Británico en St. Andrews.

un día después a lo que es normal para un campeón del Abierto Británico en St. Andrews.

El golfista estadounidense dijo tras completar su primera ronda con una tarjeta de 72 golpes, para el par de campo, que no acudió a la cena de los campeones el martes porque el Royal & Ancient Golf Club le recomendó que no era una buena idea estar presente.

Mickelson es uno de los jugadores que han desatado la furia de la Gira de la PGA y la jerarquía del golf al sumarse a la LIV Golf, la Superliga financiada por el fondo soberano de Arabia Saudí que ha causado una grieta en el deporte.

El R&A me contactó hace un par de semanas y me dijeron que no era una buena idea ir, pero que si tienes que ir, adelante. No quise armar un lío por eso y me pareció bien", dijo Mickelson. Ambos estuvimos de acuerdo que lo mejor era no ir.

Mickelson no es el único ex campeón del Open vinculado a la LIV Golf. Al dos veces campeón Greg Norman, director ejecutivo del nuevo circuito, también se le pidió no venir a St. Andrews para la cena porque podría ser una distracción. Louis Oosthuizen, el campeón de la edición de 2010 en St. Andrews, sí acudió.

En el campo, la presentación de Mickelson en el primer tee suscitó un tímido aplauso del pequeño grupo de gente, exactamente a las 7.30 de la mañana.

Con la jarra de plata encima de un podio adyacente, el campeón de seis majors procedió a ejecutar el golpe de salida.

Recibió una mejor recepción que la que tuvo Ian Poulter, otro jugador de la Superliga, unos minutos antes. Pese a ser un estandarte del equipo europeo en la Copa Ryder, el inglés recibió algunos abucheos al iniciar su recorrido.

No escuché nada", dijo Poulter, quien firmó un 69. En realidad me pareció que me recibieron muy bien en el primer tee, solo aplausos.