Nadal vence a Ruud y alza su 14to título de Roland Garros

El español Rafael Nadal superó el domingo a Casper Ruud en tres sets en la final de Abierto de Francia para conquistar su 14to título en Roland Garros y 22do de Grand Slam.

El español Rafael Nadal superó el domingo a Casper Ruud en tres sets en la final de Abierto de Francia para conquistar su 14to título en Roland Garros y 22do de Grand Slam.

Nadal doblegó 6-3, 6-3, 6-0 al noruego de 23 años, que estaba en su primera final en un torneo de Grand Slam y su primer partido oficial contra su ídolo.

El español de 36 años ganó los últimos 11 games a partir de que se fue abajo 3-1 en el segundo set.

El triunfo de Nadal el domingo ocurre dos días después de su cumpleaños y lo convierte en el ganador de mayor edad en la historia de este torneo en cancha de arcilla.

Nadal de manera concisa e intachable al acumular más del doble de tiros ganadores que Ruud, 37 a 16. Nadal también cometió menos errores no forzados, solo 16 contra los 26 de Ruud.

Cuando definió con un revés desde el fondo, Nadal arrojó su raqueta a la arcilla roja que tanto adora y se cubrió la cara con los dedos vendados de ambas manos.

Durante la ceremonia de premiación, Nadal agradeció a su familia y equipo de apoyo, incluyendo un médico que lo acompañó a París, por ayudarlo, porque de lo contrario habría tenido que retirarse mucho antes.

No sé qué puede pasar en el futuro, declaró Nadal al público, pero voy a seguir luchando para tratar de seguir adelante.

La primera victoria del español aquí fue en 2005 a sus 19 años. Ningún hombre o mujer ha ganado el trofeo de sencillos en un evento importante más que sus 14 en París.

Y nadie ha alzado más títulos de Grand Slam que Nadal.

Ahora está dos por delante de sus rivales Roger Federer, que no ha jugado en casi un año tras una serie de operaciones en la rodilla, y Novak Djokovic, quien se perdió el Abierto de Australia en enero por no estar vacunado contra el COVID-19 y cayó ante Nadal en Roland Garros.

Dada su edad y, lo que es más preocupante, el dolor crónico de pie izquierdo que ha sido un problema intermitente durante años, Nadal ha dicho repetidamente en los últimos días que nunca puede estar seguro de si cada partido en la cancha Philippe Chatrier podría ser su último.

En una entrevista a pie de cancha con Eurosport, Nadal reveló que jugó la final sin tener sensación en su pie izquierdo después de recibir una inyección al nervio.

Detalló que ese pie estuvo dormido el domingo.

Sin embargo, no parece haber motivos para renunciar ahora, considerando que superó a cuatro oponentes del Abierto de Francia preclasificados entre los 10 primeros (Felix Auger-Aliassime, nueve, en la cuarta ronda; Djokovic, primera cabeza de serie, en los cuartos de final; al número tres Alexander Zverev, que abandonó las semifinales por una lesión de pie; y luego Ruud, octavo preclasificado).

Eres una verdadera inspiración para mí y para todos los que siguen el tenis en todo el mundo, dijo Ruud. Así que espero, todos esperamos, que continúes por un tiempo más.

Nadal mejoró a 14-0 en finales en Roland Garros y 112-3 en general en su torneo favorito.

Pese a todo lo que ha logrado, Nadal se ve por primera vez en una situación asombrosa: Está a mitad de camino de un Grand Slam de año calendario luego de llevarse los títulos en el Abierto de Australia y el Abierto de Francia en la misma temporada.

Ruud considera a Nadal su ídolo. Recuerda haber visto por televisión todas las finales pasadas de Nadal en París y se ha formado en la academia de tenis de Nadal en Mallorca.

Han sostenido innumerables sets de práctica juntos allí con nada más en juego que fanfarronear. Nadal generalmente ganaba esos, y durante Ruud ha dicho en broma que solo trataba de ser un invitado educado.

Nunca se habían enfrentado en un partido oficial hasta el domingo, cuando un título, dinero, puntos de la clasificación, prestigio y un pedazo de la historia estaban en juego. Y Nadal demostró, como lo ha hecho tantas veces, por qué es conocido como el Rey de la arcilla y entre los mejores de la historia.

Todos sabemos que eres un campeón y hoy pude sentir cómo es jugar contra ti en una final. Y no es fácil, subrayó Ruud. No soy la primera víctima. Sé que ha habido muchos antes.