Arsenal tropieza y pone en peligro la plaza de Champions

Arsenal ya no controla su destino para clasificarse a la Liga de Campeones.

Arsenal ya no controla su destino para clasificarse a la Liga de Campeones.

La derrota 2-0 frente a Newcastle el lunes abre las puertas para que Tottenham, su feroz rival del norte de Londres, quede entre los cuatro primeros de la Liga Premier de Inglaterra y acceda al máximo torneo de clubes de Europa.

De cara a la última jornada del domingo, Tottenham ocupa el cuarto lugar, dos puntos por delante de Arsenal, ahora quinto. A los Spurs les bastará con derrotar a Norwich para sellar su boleto en la Champions. Norwich ya quedó relegado al descenso.

Dado que Tottenham cuenta con una amplia diferencia de goles a su favor, el empate también le alcanzaría frente al último de la tabla.

Arsenal recibirá a Everton a la misma hora y saben que la victoria no sería suficiente para regresar a la Liga de Campeones después de cinco años de ausencia.

La intensidad de Newcastle en St. James™ Park fue demasiado para el inexperto once de Arsenal que puso el técnico Mikel Arteta.

El asedio de los anfitriones derivó en el autogol de Ben White a los 55 minutos. El central de Arsenal clavó el balón en su propia portería mientras intentaba desviar un centro desde la izquierda del volante brasileño Joelinton.

Bruno Guimarí£es, otro mediocampista brasileño, puso cifras definitivas a los 85 al capitalizar el rebote dejado por el arquero Aaron Ramsdale.

Arsenal capituló ante la presión de dispuitar su partido más importante de la temporada y sufrió su segunda derrota en un lapso de cinco días. Venían de perder el jueves por 3-0 de visita a Tottenham.

No pudimos estar a la altura", dijo Arteta, quien describió a Newcastle como 10 veces mejor que su equipo.

El rendimiento quedó muy lejos del nivel que se necesita para jugar en la Liga de Campeones", añadió.

El resultado también aseguró que Chelsea, ahora tercero, culminará entre los cuatro primeros e irá a la Champions.

Fue el último partido de Newcastle como local en la temporada, y el ambiente en su estadio resultó ser demasiado hostil para un Arsenal que tenía tocados físicamente a White y Gabriel, su compañero en la zaga central. Para colmo de males, el lateral derecho Takehiro Tomiyasu se retiró lesionado en el primer tiempo.