Miami se rinde ante el show de la F1

Los disc jockeys animaban las fiestas en la playa. Los cantineros despachaban bebidas en los muelles. Las celebridades recorrían los terrenos aledaños a un estadio de la NFL y llamaban la atención ...

Los disc jockeys animaban las fiestas en la playa. Los cantineros despachaban bebidas en los muelles. Las celebridades recorrían los terrenos aledaños a un estadio de la NFL y llamaban la atención de algunos admiradores.

Pero la mayoría de los fanáticos estuvo más atenta a otro tipo de estrellas de Netflix, los pilotos de la F1, más populares en Estados Unidos ahora, tras la difusión de una serie sobre el tema en el servicio de "streaming".

Por primera vez desde 1984 habrá dos carreras de la F1 en Estados Unidos durante el mismo año.

Los promotores deseaban este evento incluso desde antes de que la popularidad de la F1 se elevara por la serie Drive To Survive. Así, la recepción en el Sur de la Florida para el heptacampeón mundial Lewis Hamilton, fue particularmente entusiasta.

Después de todo, el británico habría tenido una influencia decisiva para la realización de este evento. En 2017, eligió a Miami como su destino soñado para una nueva carera, cuando la empresa estadounidense Liberty Media compró la serie.

Creo que esto es quizás algo más cultural en Estados Unidos, dijo Hamilton. "Es la NBA, es la NASCAR, la IndyCar y, en los 16 años que llevo viniendo acá, se ha construido lentamente un conocimiento de este deporte.

Los estadounidenses tienen que despertarse a horas inusuales para ver las carreras del Gran Premio, pero pienso que el nuevo paso dado para llamar la atención, ya saben, con el show de Netflix, está generando realmente esta base asombrosa de fanáticos.

Estados Unidos albergará tres series en 2023, cuando se añadirá una fecha en noviembre para correr en Las Vegas.

Charles Leclerc, líder del campeonato de la Fórmula Uno encabezó la primera práctica para la edición inaugural del Gran Premio de Miami el viernes, y Mercedes mostró una mejoría esperanzadora cuando George Russell fue más rápido que los dos autos de Red Bull.

Russell fue además el ganador de la segunda práctica.

Leclerc completó el recorrido de 19 curvas en el circuito de 5,41 kilómetros en 1 minuto, 31:098 segundos al volante de su Ferrari en la primera de dos oportunidades sobre el circuito especialmente diseñado alrededor del estadio Hard Rock.

Russell fue el segundo más rápido con Mercedes, que ha sido lento en el arranque de la temporada con su nuevo monoplaza.

El campeón reinante de la F1 Max Verstappen fue tercero, seguido por su compañero de equipo en Red Bull, Sergio Pérez. Verstappen y Pérez son segundo y tercero en el campeonato de pilotos detrás de Leclerc.

En la práctica vespertina, Russell superó a Leclerc, mientras que Pérez fue tercero y Hamilton ascendió al cuarto sitio, tras finalizar octavo en la primera sesión.

Verstappen y Leclerc se han dividido las primeras cuatro carreras con dos triunfos para cada uno. El desempeño de Ferrari ha sido increíble desde que presentó su nuevo auto bajo la regulación de 2022.

Mercedes, en cambio, ha tenido dificultades y Toto Wolff, el jefe de la escudería, se disculpó con Hamilton hace dos semanas por entregarle un auto inmanejable. Hamilton terminó en la 13ra posición, mientras que Russell acabó cuarto en Imola.

Antes de la primera práctica, Hamilton se presentó con toda la joyería que pudo en protesta por la nueva norma de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) sobre las perforaciones corporales durante la competencia.

El organismo que gobierna la F1 señala que la joyería representa un riesgo para la seguridad, pero Hamilton dice que no se puede quitar sus piercings y está dispuesto a no participar en la carrera.

De última instancia presentó un documento a la FIA en donde indicó que se había quitado todo lo que pudo para la primera práctica y se le concedió una exención temporal por sus aretes y la perforación en la nariz.