Isner y Schefler, otra vez al domingo en el Match Play

Los pronósticos no favorecían a Kevin Kisner.

Los pronósticos no favorecían a Kevin Kisner.

Nadie había ganado jamás en el Match Play estando abajo por tres golpes con cuatro hoyos por disputar en el Austin Country Club.

El tiro que enfrentó en el hoyo 16, par cinco, no lucía mucho mejor. Estaba en una trampa de arena, a unos 50 pies del hoyo. Tenía que evitar otro bunker y sortear un risco que resguardaba la bandera en la parte derecha del green.

En buena medida era acertar o irse a casa, relató.

Kisner jamás parece tener prisa por irse. Tras un wedge clave que movió cinco pies la pelota para un birdie en el 15, embocó el tiro desde la trampa para un eagle, en camino a ganar los últimos cuatro hoyos para vencer a Adam Scott.

Una hora después, hizo su magia de match play en una paliza sobre Will Zalatoris para colocarse en las semifinales.

Kisner se convirtió en el primer golfista en llegar al domingo en tres ocasiones desde 2015, cuando comenzó el formato de grupos. Avanzó para enfrentar al canadiense Corey Conners, en su intento por conquistar el World Golf Championship por segunda vez.