Recuerdos de 2017: EEUU enfrenta a Panamá en eliminatorias

En la penúltima fecha de la eliminatoria al Mundial, Estados Unidos disputa un duelo ante Panamá en Orlando a sabiendas de que un triunfo en este partido, su último como local, sería clave antes d...

En la penúltima fecha de la eliminatoria al Mundial, Estados Unidos disputa un duelo ante Panamá en Orlando a sabiendas de que un triunfo en este partido, su último como local, sería clave antes de cerrar en cancha ajena.

¿Suena conocido?

Estados Unidos aplastó 4-0 a los panameños en octubre de 2017, en un encuentro en que Christian Pulisic marcó el primer tanto y dio el pase para el segundo. Cuatro días después, cuando sólo necesitaban un empate, los estadounidenses cayeron por 2-1 en Trinidad y Tobago.

Y así, se cortó una racha de siete participaciones consecutivas por parte de la selección de las barras y las estrellas en el Mundial.

Cada partido genera una presión distinta, y desde luego que la sentimos, dijo el arquero Zack Steffen el sábado. Estamos al tanto de las emociones, de nuestras emociones antes de esto, y simplemente se trata de dejar esto atrás y salir a jugar el partido, tal como lo hemos hecho durante toda nuestra vida.

Canadá lidera el octagonal definitivo de las eliminatorias de la CONCACAF con 25 puntos y Estados Unidos marcha segundo con 22 y una mejor diferencia de goles respecto de México. Las tres selecciones norteamericanas acaparan así los pasajes directos a Qatar.

Pero Costa Rica tiene 19 unidades y cuenta por ahora con el derecho a disputar un repechaje ante una selección de Oceanía. Panamá le sigue con 18 puntos.

Estados Unidos podría asegurar su presencia en Qatar el mismo domingo, si gana y si la selección costarricense no hace lo propio en El Salvador. Otra posibilidad es que Estados Unidos empate y los ticos pierdan.

Un empate de los estadounidenses les aseguraría por lo menos la opción de jugar la repesca.

Con una diferencia de goles de más nueve, respecto del más dos que tiene Costa Rica, un triunfo de Estados Unidos lo dejaría en condiciones de visitar San José con la confianza de que sólo una goleada lo dejaría marginado de la clasificación directa.

Es realmente importante no adelantarnos, advirtió sin embargo el estratega Gregg Berhalter. Sé que hay similitudes con lo que ocurrió la última vez, pero miramos adelante. No pienso que éste sea un grupo que mire atrás. Reconocemos lo que pasó en el pasado. Es parte de lo que somos como miembros de la selección estadounidense... Pero tenemos que labrar nuestro propio camino y mañana es un buen día para hacerlo.

El arquero Matt Turner, el lateral derecho Sergiño Dest y el central Chris Richards se encuentran lesionados, lo mismo que los mediocampistas Weston McKennie y Brendan Aaronson. DeAndre Yadlin, lateral derecho suplente, y Tim Weah, extremo, se encuentran suspendidos por acumulación de tarjetas amarillas.

Otro ausente será Reggie Cannon, el tercer lateral derecho, quien contrajo COVID-19.

Shaq Moore fue convocado desde España para incorporarse al equipo en Orlando. Parece probable que juegue de inicio en la lateral derecha.

Recién el jueves, Estados Unidos igualó sin goles en la altura de Ciudad de México. Los visitantes tuvieron las mejores ocasiones de gol en el Estadio Azteca.

Panamá firmó también un empate, pero éste tuvo sabor a derrota, 1-1 como local ante Honduras, colista del octagonal.

Aquella misma jornada aciaga que apeó a Estados Unidos de Rusia 2018 fue una de las más brillantes en la historia de la selección panameña, que se clasificó simultáneamente a un Mundial por primera vez en la historia, gracias a un triunfo sobre Costa Rica.

Durante buena parte de la eliminatoria, pareció que Panamá tenía buenas opciones para volver a la Copa del Mundo, aunque fuera por la vía del repechaje.

Pero el resultado del jueves, combinado con un triunfo de Costa Rica sobre Canadá, desplazó a los canaleros del cuarto sitio del octagonal.

Ha sido un tropiezo muy duro. Esperábamos sacar los tres puntos, pero ahora con Estados Unidos vamos a ir a tope e intentar ganar, dijo el estratega de Panamá, Thomas Christiansen.