Suspendido encuentro en Alemania tras golpe a juez de línea

Un partido de la Bundesliga, entre Bochum y Borussia Mí¶nchengladbach, fue suspendido el viernes, luego que un vaso de cerveza, arrojado desde la tribuna, golpeó en la cabeza a un juez de línea.

Un partido de la Bundesliga, entre Bochum y Borussia Mí¶nchengladbach, fue suspendido el viernes, luego que un vaso de cerveza, arrojado desde la tribuna, golpeó en la cabeza a un juez de línea.

El encuentro presentaba ya una anomalía, al ser el primero de la liga entre equipos sin técnico. Tanto Thoms Reis del Bochum como Adi Hí¼tter del Gladbach se habían ausentado tras contraer el coronavirus.

Gladbach ganaba por 2-0, gracias a tantos de Alassane Plea y Breel Embolo en el complemento. Restaban unos 20 minutos cuando el abanderado Christian Gittelman fue impactado en la coronilla por el vaso de plástico.

Gittelman recogió el envase y lo lanzó al otro lado de la valla publicitaria. Se arrodilló luego en el césped y se llevó una mano a la cabeza, mientras indicaba que estaba bien al árbitro Benjamin Cortus, quien interrumpió el encuentro.

Tras dialogar brevemente, los integrantes del cuerpo arbitral se marcharon del terreno. Gittelman parecía algo aturdido.

Mientras, varios jugadores del Bochum reprendieron molestos a sus seguidores en el sector del graderío desde el que fue lanzado el vaso.

Varios minutos después, se anunció por los altavoces del estadio que el encuentro estaba interrumpido. Mediante el sistema de sonido se había hecho ya una advertencia previa para que los espectadores se abstuvieran de lanzar objetos al campo.

No sólo se están dañando a ustedes mismos, sino a otros y a nuestro club, decía ese primer mensaje.

Transcurrió aproximadamente un cuarto de hora antes de que los jugadores del Gladbach entraran de nuevo en el terreno para agradecer a sus aficionados que habían hecho el viaje.

Luego, se anunció que el encuentro estaba suspendido y no se reanudaría en la jornada. Se pidió en consecuencia que el público se marchara.

Sólo podemos disculparnos con el juez de línea Christian Gittelman, indicó el Bochum en Twitter. Fue una noche por demás vergonzosa y amarga para nosotros, por una acción muy estúpida.

Bochum había jugado bien, tras perder tres de sus cuatro partidos anteriores. El local tomó la iniciativa en el primer tiempo y tuvo un par de buenas aproximaciones al arco de Yann Sommer.

Sin embargo, Plea abrió el marcador a los 55 por el Gladbach y Embolo hizo el segundo a los 61.

___

Ciarán Fahey está en Twitter: https://twitter.com/cfaheyAP