Shiffrin conquista su cuarta Copa del Mundo de esquí

durante el fin de semana.

durante el fin de semana.

La campeona defensora quedó 17ma, fuera de los 15 primeros lugares que otorgan puntuación, para estar detrás de Shiffrin por 236 puntos.

Shiffrin se sentó en la nieve para mirar la carrera de su rival, protegiéndose los ojos con gafas de sol, y sonrió al cristalizarse su consagración.

La noruega Ragnhild Mowinckel ganó la carrera y fue la primera en saludar a Shiffrin con un largo abrazo.

El novio de Shiffrin, el esquiador noruego Aleksander Aamodt Kilde, estaba en la cima de la pendiente alistándose para el supergigante masculino. Kilde quedó cuarto el jueves y tenía asegurado el título de la modalidad con victorias en cuatro de las seis carreras previas.

Shiffrin obtuvo su cuarto Cristal de Globo tras encadenar los títulos entre 2017-19, apenas un mes después de irse de los Juegos de Beijing sin poder conseguir una medalla en ninguna de las seis pruebas en las que participó.

La estadounidense Lindsey Vonn también ganó cuatro títulos generales en su carrera para quedar detrás de los seis de la legendaria austriaca Annemarie Moser-Prí¶ll en la década de los 70.

En el supergigante, Shiffrin acabó cinco centésimas de segundo por detrás de Mowinckel. La suiza Michelle Gisin quedó tercera, 13 centésimas.

La italiana Federica Brignone, quien había asegurado de antemano el título del supergigante en la temporada, quedó 19na el jueves. La suiza Lara Gut-Behrami, campeona en Beijing, se pasó una puerto y no completó la prueba.