Comienzan las negociaciones en la agencia libre de la NFL

Inician las negociaciones, aunque en su mayoría no son oficiales.

Inician las negociaciones, aunque en su mayoría no son oficiales.

El periodo legal de manipulación en la agencia libre de la NFL comenzó el lunes con una serie de acuerdos, mientras muchos equipos dejaban en libertad a veteranos para liberar espacio de tope salarial antes del inicio del año fiscal el miércoles.

El equipo más agresivo fue el peor de la liga. Jacksonville, que tiene la primera selección global del draft del próximo mes por segundo año seguido y se puso a trabajar temprano.

Los Jaguars acordaron firmar al receptor de Arizona Christian Kirk, al guardia de Washington Brandon Scherff, al linebacker de Atlanta Foyesade Oluokun, al tackle defensivo de Jets de Nueva York Folorunso Fatukasi, al tight end de Giants de Nueva York Evan Engram y al receptor de Las Vegas Zay Jones, de acuerdo con una persona con conocimiento de las negociaciones.

Quienes también acordaron movimientos fueron el cornerback de Nueva Inglaterra J.C. Jackson, el tackle defensivo Sebastian Joseph-Day de los Rams de Los íngeles y Austin Johnson, de los Giants de Nueva York, todos ellos a los Chargers de Los íngeles. El linebacker Haason Reddick fue de Carolina a Filadelfia, el guard Laken Tomlinson de San Francisco a los Jets de Nueva York, el tight end C.J. Uzomah de Cincinnati a los Jets, el corredor Chase Edmonds de Arizona a Miami, el liniero ofensivo Ted Karras de Nueva Inglaterra a Cincinnati y el también liniero Alex Cappa de Tampa Bay a Cincinnati.

Además, el guard Rodger Saffold pasó de Tennessee a Buffalo, el quarterback Mitchell Trubisky de Buffalo a Pittsburgh, y el safety Xavier Woods de Minnesota a Carolina. El guard Austin Corbett fue de los Rams a Carolina y el tackle defensivo D.J. Jones, de San Francisco a Denver, con muchos más movimientos en puerta.

Quienes se quedaron en sus equipos fueron el centro de Tampa Bay Ryan Jensen, un protector clave para el ahora no retirado Tom Brady; el RB James Conner y el QB Colt McCoy con los Cardinals; los safeties Devin McCourty, con los Patriots y Quandre Diggs con los Seahawks, que también retuvieron al tight end Will Dissly; el pateador All-Pro, Braxton Berrios con los Jets; el ala defensiva Emmanuel Ogbah, con los Dolphins; el linebacker Preston Smith, con los Packers; el centro Brian Allen y el tackle Joseph Noteboom, con los Rams; el centro Mitch Morse con los Bills; el linebacker Alex Anzalone con los Lions; y el centro Ben Jones y el tight end Geoff Swaim con los Titans.

Los que quedaron en libertad y pueden firmar con otro equipo, incluso antes del miércoles fueron el receptor de los Browns, Jarvis Landry; el linebacker de los Packers, Za™Darius Smith y el versátil liniero ofensivo Billy Turner; el guardia nariz de los Bears, Eddie Goldman; y el cornerback de los Panthers, A.J. Bouye y el defensive end Morgan Fox.

Sí, los 32 equipos están en modo de ajustes. Unos están desesperados en ponerse por debajo de los 208,2 millones de dólares del tope salarial y otros liberan espacio para gastar en contratar refuerzos.

Otros se desprenden de jugadores con alto impacto en el tope salarial para agregar espacio para gastar o porque planean llevar reemplazos. Tal es el caso de Amari Cooper, quien se va a convertir en el receptor primario, por lo que Landry se irá a pesar de su aporte positivo con los Browns.