Los Celtics retiran el número 5 de Kevin Garnett

Con un par de maldiciones, un grito primitivo y unas pocas lágrimas, Kevin Garnett ayudó el domingo a subir su número 5 al lugar de honor del TD Garden, junto a la bandera del campeonato de NBA de ...

Con un par de maldiciones, un grito primitivo y unas pocas lágrimas, Kevin Garnett ayudó el domingo a subir su número 5 al lugar de honor del TD Garden, junto a la bandera del campeonato de NBA de 2008 que ayudó a ganar tras su llegada a Boston.

En un día que incluyó homenajes en vivo y en video de antiguos compañeros, jugadores históricos de los Celtics y otros astros de la NBA, Garnett se convirtió en la 24ta persona de la historia de la franquicia con número retirado.

Ninguno de los homenajeados anteriores tenía esa combinación de intensidad, trabajo duro y sentido del humor que Garnett llevó al equipo cuando se sumó a Paul Pierce y Ray Allen para formar un trío que puso fin a la sequía de títulos más larga en la historia de la franquicia.

Antes de que él llegara, tuvimos una de nuestras peores temporadas. Él fue la inyección en el corazón que necesitábamos, dijo Pierce, cuyo número 34 fue retirado en 2018, en la ceremonia tras el encuentro. Trajo una sensación de cultura a este equipo que se necesitaba desesperada, desesperadamente. Trajo de vuelta a Boston el orgullo, orgullo de Celtic.

Vestido de negro, con una bandera ucraniana en la solapa y un pañuelo verde Celtic en el bolsillo, Garnett salió a la cancha con sus hijas y fue recibido por su antiguo compañero y actual presentador Brian Scalabrine.

Scalabrine le preguntó de dónde obtenía la pasión que le había impulsado, de ser el número cinco del draft al Salón de la Fama.

Nadie le explica a uno cómo utilizar su superpoder, dijo Garnett, añadiendo que había visto a su madre trabajando duro para criarle. Está en mi ADN. Encontré la forma.

La noche incluyó una reunión con Allen para poner fin a una enemistad iniciada cuando el alero se fue de los Celtics para fichar por el Heat de Miami. Los dos se abrazaron y pronto se reunieron con Pierce. Garnett exclamó en el micrófono: ¡Ray es el siguiente, maldita sea!.

Garnett sólo jugó seis temporadas en Botston, pero incluyeron cinco de sus 15 apariciones en el Juego de las Estrellas y el campeonato de 2008.