Se va la lluvia pero llega el viento al TPC Sawgrass

La lluvia fue de pronto el menor de los problemas de los golfistas en el Players Championship durante el sábado.

La lluvia fue de pronto el menor de los problemas de los golfistas en el Players Championship durante el sábado.

Nadie reparó en ésta durante una jornada en que los vientos alcanzaron los 65 kilómetros por hora, lo que redujo las dimensiones del green ubicado en un islote e hizo que pareciera tan pequeño como una estampilla postal.

La temperatura, ya baja, siguió descendiendo durante el día. Y los golfistas que tuvieron que disputar 18 hoyos de una segunda ronda que parece que estará entre las más difíciles de todos los tiempos.

Difícilmente podrás volver a jugar jamás en condiciones tan duras, dijo Keegan Bradley, quien terminó con uno bajo par y 71 golpes, lo que se consideró como una de las mejores rondas de su vida.

Justin Thomas y Bubba Watson hicieron lo impensable. No tuvieron ningún bogey. Bradley se les hubiera unido si no fuera por un doble bogey en el hoyo 16, cuando tuvo una penalización de dos tiros por no realizar el putt desde el lugar adonde el viento lo había llevado.

Realmente no tienes tantos swings. Realmente son muchos tiros, dijo Thomas tras una ronda de 69 en la que tuvo unos hermosos tiros volados y algunos que dejaron en evidencia lo mucho que afectó el viento.

Y pensar que The Players Championship no ha llegado siquiera a la mitad debido a la lluvia en el TPC Sawgrass. El Stadium Course se saturó a tal grado que se requrieron 54 horas y 16 minutos desde el inicio hasta el final de la primera ronda.

Cuando la oscuridad puso fin a la jornada del sábado, 27 jugadores no habían salido para la segunda ronda. El viento posiblemente no será tan fuerte este domingo, pero las temperaturas cuando se reanude la ronda estarán bajo cero.

Tom Hoge llega al domingo en la cima de la tabla general. Pero sigue con sólo 18 hoyos disputados. Inició el jueves con 6 bajo par y 66 golpes y estaba empatado con Tommy Fleetwood, que se ubicaba en par después de tres hoyos cuando se suspendió el juego.