Violencia entre aficionados obliga a parar partido en México

Violentos enfrentamientos entre aficionados obligaron a detener el partido de la liga mexicana de fútbol que se realizaba el sábado entre el Querétaro y el Atlas.

Violentos enfrentamientos entre aficionados obligaron a detener el partido de la liga mexicana de fútbol que se realizaba el sábado entre el Querétaro y el Atlas.

El encuentro de la novena fecha del torneo Clausura estaba 1-0 a favor del Atlas, campeón vigente de México, a los 62 minutos, cuando estalló al menos un par de riñas en distintas zonas del graderío.

Los encargados de seguridad del inmueble abrieron las rampas de acceso de la tribuna hacia la cancha, para dejar que descendieran los aficionados que no peleaban, incluyendo varias mujeres y niños. Las imágenes de televisión mostraron a algunos menores que buscaban refugiarse, algunos entre lágrimas.

Los jugadores del equipo visitante huyeron de inmediato a los vestuarios junto con algunos más del Querétaro. Pero algunos otros integrantes del conjunto queretano, como el portero uruguayo Washington Aguerre, permanecieron en el banquillo y trataban de pedirle calma a los rijosos.

Luego de unos minutos, varios aficionados que reñían en la tribuna invadieron la cancha, donde continuaron agrediéndose a puñetazos y patadas. Algunos utilizaron sillas y barras metálicas para golpearse.

Fue posible ver por la TV que un aficionado recortaba las redes de uno de los arcos. Otros destrozaban uno de los banquillos y algunos más peleaban en los túneles.

La #LigaBBVAMX reprueba y lamenta las acciones en el Estadio La Corregidora. En esta Liga se promueven los valores, la paz y el respeto, informó la liga mexicana mediante un tuit. El fútbol es un espectáculo que debe disfrutarse de manera familiar sin violencia ni discriminación.

No quedaba claro de inmediato cuándo podría reanudarse el partido o si éste se cancelaría.

La barra del Atlas ha participado en hechos anteriores de violencia, tanto en las gradas del estadio Jalisco como en algunos otros escenarios.

Apenas el año pasado, en un clásico ante Chivas, el rival de la ciudad de Guadalajara, se desató una pelea en las tribunas del estadio Jalisco.

Querétaro también tiene un historial de grescas protagonizadas por sus barras. Una invasión de cancha similar ocurrió en octubre del 2019, cuando se presentaron peleas en las tribunas entre hinchas de los Gallos Blancos con los del Atlético de San Luis.