Apretada pelea por la primera selección del draft de la NFL

Parecía que Kayvon Thibodeaux tenía asegurada la primera selección en el draft de este año. Luego, Aidan Hutchinson se involucró en la conversación con su forma de jugar.

Parecía que Kayvon Thibodeaux tenía asegurada la primera selección en el draft de este año. Luego, Aidan Hutchinson se involucró en la conversación con su forma de jugar.

A ocho semanas del draft, aparecieron también los integrantes de la línea ofensiva Ikem Ickey Ekwonun y Evan Neal.

La carrera de cuatro jugadores para convertirse en el número uno del reclutamiento ha sido el tema de la semana durante el scouting combine y ha llevado a la usual pregunta: ¿Quién será el número 1? Ningún quarterback es favorito.

Tienes que llevarte al jugador que crees que encajará mejor con la organización y que pueda marcar la diferencia, aseguró el gerente general de los Jaguars de Jacksonville Trent Baalke esta semana en Indianápolis.

La labor de Baalke es resolver las dudas en el draft.

Los Jaguars cuentan ya con su quarterback franquicia tras elegir el año pasado a Trevor Lawrence.

La única certeza es que la racha de siete años con quarterbacks seleccionados primero o segundo llegará a su fin. Ninguno luce siquiera con posibilidades.

Hasta hace poco Thibodeaux, de Oregon, parecía ser el favorito indiscutible. El defensive end logró siete capturas la temporada pasada a pesar de que se perdió dos partidos y medio con un esguince de tobillo.

La dolencia le restó velocidad durante varios partidos.

Cayó en las preferencias debido a las dudas sobre su inconsistencia entre una jugada y otra. Sin embargo, Thibodeaoux se lanzó a la ofensiva el viernes.

Realmente no me puedo comparar a otros jugadores y lo que hacen, porque yo sé que he enfrentado a grandes equipos y tuve muchas oportunidades de demostrar lo que puedo hacer, dijo para describir su estilo agresivo.

Ahora, Hutchinson podría convertirse en el mejor.

La exestrella de Michigan superó el récord de la escuela con 14 capturas, condujo a los Wolverines al título de la conferencia Big Ten y a su primera aparición en playoffs, mientras se convirtió en el tercer jugador defensivo en ser finalista al Trofeo Heisman. Lo hizo tras recuperarse de una fractura de tobillo que lo dejó fuera todo el 2020.

He jugado fútbol americano por mucho tiempo. Entonces entiendo la presión, entiendo el tipo de jugador que soy y eso me relaja un poco, advirtió.

La mayor sorpresa ha sido el reciente surgimiento en Ekwonu y Neal, aunque tendría sentido para Jacksonville después de que los Jaguars permitieron 32 capturas y Lawrence terminó en el fondo de la liga en rating de pasador (71,9).