Reino Unido e Irlanda abandonan plan para Mundial 2030

Dudas y disputas sobre el programa futuro de la FIFA para la Copa del Mundo contribuyeron a que Gran Bretaña e Irlanda abandonaran los planes el lunes para una candidatura conjunta para la sede de la...

Dudas y disputas sobre el programa futuro de la FIFA para la Copa del Mundo contribuyeron a que Gran Bretaña e Irlanda abandonaran los planes el lunes para una candidatura conjunta para la sede de la edición 2030 del Mundial y en vez de eso traten de organizar el Campeonato Europeo en 2028.

Europa ha sido el principal detractor del intento del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, para duplicar la frecuencia de la Copa del Mundo a fin de realizarla cada dos años.

El estudio sobre la viabilidad de llevar a cabo un Mundial fue encabezado por la English Football Association, que evaluó las posibilidades de ganar la sede después de perderla en 2010 en una contienda corrompida para la edición 2018.

La FA determinó que había más posibilidades de organizar el torneo de la UEFA, dado que los planes de la FIFA para la Copa del Mundo más allá de la edición 2026 en Estados Unidos, México y Canadá son imprecisos.

Creo que hemos sido muy claros, al igual que todos los países de la UEFA: no creemos que un Mundial bienal ya sea de hombres o mujeres sea una buena idea, destacó el director ejecutivo de la FA, Mark Bullingham, revelando su oposición por primera vez a los reporteros. No creemos que se llegue a lograr. Así que nuevamente nos apartamos.

Vimos las dos oportunidades frente a nosotros y la Euro de 2028 es una oportunidad muy clara. Un cronograma muy claro, agregó.

Los países tienen hasta el próximo mes para registrar su interés en ser sede del Campeonato Europeo en 2028 o 2032, y la votación está programada para el próximo año. Se esperan candidaturas de Italia, Rusia y Turquía. The Associated Press fue el primer medio de reportar en julio que la UEFA podría extender el torneo de las 24 selecciones que se medirán en Alemania en 2024 a 32 participantes en las ediciones futuras, lo que coloca a la candidatura de las islas británicas en una posición sólida para usar la infraestructura existente para cumplir los requisitos para el país anfitrión.

Inglaterra fue sede de la Copa del Mundo de 1966 y también fracasó en su candidatura para el torneo de 2006. Pero fue anfitriona del Campeonato Europeo de 1996 y en Wembley se realizaron ocho partidos el año pasado, cuando el torneo se llevó a cabo en varios países de Europa. Escocia también fue sede de cuatro juegos de la Euro 2020 en Hampden Park.