Chiefs eliminan a Buffalo en memorable duelo de artillería

En un encuentro en que nadie se rendía ni dejaba de conseguir puntos, fue el lanzamiento de una moneda lo que resultó decisivo.

En un encuentro en que nadie se rendía ni dejaba de conseguir puntos, fue el lanzamiento de una moneda lo que resultó decisivo.

Patrick Mahomes encontró a Travis Kelce en el último rincón de la zona prometida al comienzo de la prórroga, y los Chiefs de Kansas City remontaron para vencer el domingo 42-36 a los Bills de Buffalo en un memorable duelo de artillería en playoffs.

Todo nos salió bien esta vez, dijo Mahomes, quien disputará su cuarta final consecutiva de la Conferencia Americana.

La ventaja cambió de manos en tres ocasiones tan sólo durante los últimos dos minutos del tiempo regular de este duelo divisional.

Luego, Harrison Butker, quien había errado un gol de campo y un punto extra, acertó desde la distancia de 49 yardas por Kansas City cuando el tiempo se agotaba, para obligar al alargue.

Los Chiefs ganaron en el lanzamiento de la moneda y se adentraron con celeridad al campo contrario ante la defensiva mejor ubicada en el ranking de la NFL, que para entonces estaba sin embargo absolutamente fundida.

El envío final de Mahomes instaló a los Chiefs de nuevo en la final de la Americana. Enfrentarán a los Bengals de Cincinnati el próximo domingo por la noche, en pos de un boleto al Super Bowl.

Cuando hay dos equipos que anotan, es desagradable que no tengas la oportunidad de atacar para buscar el empate, dijo Mahomes acerca de lo que ocurrió con Buffalo. Pero todo lo que puedes hacer es jugar con apego a las reglas que hay, y eso fue lo que hicimos.

Mahomes finalizó con 378 yardas por aire y tres pases de anotación, incluyendo uno de 64 yardas a Tyreek Hill durante los electrizantes últimos minutos del tiempo regular. Por segundo año consecutivo, los Chiefs eliminaron a los Bills en el Arrowhead Stadium.

Los chicos no dudaron nunca, enfatizó el entrenador en jefe de los Chiefs, Andy Reid. Hablamos aquí de un partido épico. Bueno, así es como los jugadores se lo tomaron. Sentían un gran respeto por Buffalo y sabían que esto iba a ser una batalla, así que siguieron luchando.

Josh Allen hizo todo lo humanamente posible por evitarlo. Lanzó un pase de anotación para que Gabriel Davis anotara el touchdown que significó la ventaja con 1:54 minutos restantes en el tiempo regular.

Con 13 segundos por jugar, logró su cuarto envío de anotación, la mejor cifra en su carrera dentro de los playoffs, nuevamente con Davis.

Allen finalizó con 329 yardas por aire. Davis totalizó ocho recepciones para 201 yardas.

Pero los Bills, que habían apabullado a los Chiefs en octubre, sufrieron su novena derrota consecutiva como visitantes en la postemporada. Su último triunfo en playoffs y en campo ajeno se remonta a la final de la Americana tras la campaña de 1992.

En un partido de postemporada que quedará inscrito en los libros de historia, los Bills y los Chiefs libraron un duelo de toma y daca durante 58 minutos.

Los dos minutos restantes del tiempo regular, así como la prórroga, fueron algo más, inolvidable.