Adiós Garbiñe; Muguruza cae en Australia

pero nunca ha llegado más allá de la cuarta ronda. En cambio, Muguruza ha conquistado dos torneos del Grand Slam y ha sido finalista en otro par, incluido el duelo por el título del Abierto de Aust...

pero nunca ha llegado más allá de la cuarta ronda. En cambio, Muguruza ha conquistado dos torneos del Grand Slam y ha sido finalista en otro par, incluido el duelo por el título del Abierto de Australia en 2020.

Cornet tendrá el sábado tendrá la oportunidad de igualar su mejor desempeño, justo en el día en que cumplirá 32 años.

Soy como una especie de dinosaurio, comentó Cornet. No sé cuántos años me quedan. Lo de hoy fue el regalo perfecto que pude darme, y realmente espero que el viaje dure todavía más para mí.

El adiós de Muguruza no fue la única gran sorpresa del cuarto día en el Melbourne.

Anett Kontaveit, la sexta preclasificada que cayó ante Muguruza en el duelo por el cetro de las Finales de la WTA, también se despidió en la tercera ronda. La estonia perdió 6-2, 6-3 ante Clara Tauson, una danesa de 19 años.

Emma Raducanu, la británica que hace cuatro meses conquistó el título del Abierto de Estados Unidos, perdió 6-4, 4-6, 6-3 frente a la montenegrina Danka Kovinic en la sesión nocturna.

Tanto Tauson como Kovinic accedieron por primera vez a la tercera ronda de un Slam.

En el cuadro masculino, Daniil Medvedev pasó por alto la hostilidad del público local y todos los trucos de Nick Kyrgios para instalarse en la tercera ronda.

Como siempre, Kyrgios deleitó a los espectadores con devoluciones entre las piernas, dejadas en corto y un saque por debajo del brazo, todo con el fin de sacar de ritmó al segundo cabeza de serie.

Pero el ruso no se inmutó, inclusive tras ceder el tercer set, al apuntarse una victoria por 7-6 (1), 6-4, 4-6, 6-2.

A Medvedev le preguntaron en la entrevista a pie de cancha cómo hizo para mantener el aplomo.

Es la única opción que te queda cuando te abuchean entre el primer y segundo saque", dijo Medveved, provocando más rechifla.

Medvedev perdió la final del año pasado en Melbourne, pero se cobró desquite por esa derrota al ganarle a Novak Djokovic en la final del US Open.

Ha quedado como el número uno luego que Djokovic fue deportado en la víspera del torneo por no cumplir con el requisito de vacunación contra el COVID-19 decretado por el gobierno de Australia.

Otro candidato en su sector de la llave, el cuarto preclasificado Stefanos Tsitsipas, derrotó 7-6 (1), 6-7 (5), 6-3, 6-4 a la promesa argentina Sebastián Baéz.

Actualmente en el 88vo puesto del escalafón, Báez alcanzó las semifinales del torno NextGen en noviembre, sucumbiendo ante Carlos Alcarez.

"Lo del Next Gen es una señal que lo está haciendo bien. Tiene uno de las derechas más poderosas que he enfrentado, le alabó Tsitsipas.

Argentina perdió a su mejor carta en el torneo cuando Diego Schwartzman perdió 7-6 (6), 6-4, 6-4 ante Chris O™Connell, un australiano que entró el cuadro principal tras recibir una invitación de los organizadores.

Schwartzman sufrió calambres al final de su victoria en sets corridos ante Filip Krajinovic ante el debut.

Fue una pena el otro día cómo terminé, dijo el 13er preclasificado. "Pensé que iba a recuperarme bien pero la verdad no estaba bien. Hice todo lo posible para jugar, pero mi partido fue flojo.

Otros preclasificados que sortearon la segunda ronda en el cuadro masculino fueron Andrey Rublev (5), Roberto Bautista Agut (15), Taylor Fritz (20) y Alex de Miñaur (32).

Andy Murray, cinco veces subcampeón del torneo, se despidió. Dos días después de ganar su primer partido del Abierto de Australia en cinco años, el ex número mundial cayó 6-4, 6-4, 6-4 ante Taro Daniel, un japonés que se ubica 120 en el ranking.