Defensa mejorada de Rams los lleva a duelo en Tampa

más allá de una actuación vergonzosa de todo el equipo contra de los 49ers en el último partido de la temporada regular.

más allá de una actuación vergonzosa de todo el equipo contra de los 49ers en el último partido de la temporada regular.

Después de perder a cuatro titulares de lo que fue la mejor defensiva de la NFL antes de esta campaña y tratar de reemplazarlos desde el interior, Los íngeles gradualmente encontró el modo de ser efectivo con el esquema del nuevo coordinador Raheem Morris, una versión parecida a la de Brandon Staley.

Los Rams recibieron refuerzos a media temporada con la adquisición de Von Miller, quien luce más peligroso en cada semana, e incluso el safety Eric Weddle, quien puso fin a sus dos años de retiro y participó en 19 jugadas en contra de Arizona.

Pienso que estamos consolidándonos en el momento oportuno, dijo Miller, quien consiguió seis derribos y una captura clave de quarterback en la que fue su primera aparición en playoffs en seis años. Hemos hecho lo mismo desde que llegué y ahora se siente que está funcionando.

QUÉ FUNCIONA

Con Cam Akers y Sony Michel sanos, los Rams corrieron el balón 38 veces para 140 yardas. No son números que sorprendan, pero son los indicados para que el equipo se vea mucho mejor a la ofensiva con un ataque terrestre estable. Con dos corredores que cambian de ritmo, estos Rams evocan a los de 2018-19 que alcanzaron el Super Bowl con Todd Gurley y C.J. Anderson. Akers tuvo una recuperación casi milagrosa de una ruptura del tendón de Aquiles hace cinco meses y se consagró con 95 yardas totales y acarreos agresivos y castigadores.

QUÉ FALTA

Si los Rams no le hubieran soltado tres de sus pases, Stafford se hubiera ido con 16 de 17 contra los Cardinals. Akers, Cooper Kupp y Tyler Higbee cometieron errores que pudieron haber convertido una noche estadísticamente modesta en una mucho más grande. Asimismo, afectaron tres castigos de sujetando que borraron una ganancia de 55 yardas de la ofensiva.