Djokovic no defenderá su título en Australia

En lugar de iniciar el lunes su defensa del Abierto de Australia, Novak Djokovic se enfrentaba a una deportación del país, un final demoledor y sin precedentes a su racha de éxitos en Melbourne Par...

En lugar de iniciar el lunes su defensa del Abierto de Australia, Novak Djokovic se enfrentaba a una deportación del país, un final demoledor y sin precedentes a su racha de éxitos en Melbourne Park.

Djokovic ha ganado nueve de sus 20 trofeos del Grand Slam en el Abierto de Australia -incluidos tres seguidos- y tenía previsto jugar en la cancha principal del torneo en el primer día de competición.

Pero el jugador mejor clasificado del tenis masculino debe abandonar el país, después de que tres jueces de una corte decidieran de forma unánime respaldar el derecho del ministro a cancelar la visa de Djokovic.

El serbio de 34 años intentaba utilizar una dispensa médica para eludir los requisitos de que todos los participantes en el Abierto de Australia -tenistas, su equipo técnico, espectadores y otros- se vacunen contra el COVID-19.

Djokovic no está vacunado, y el gobierno dijo que su presencia podría avivar la corriente antivacunas.

En un comunicado publicado por medios australianos, Djokovic expresó su decepción con el fallo pero dijo que respetaría la decisión de la corte, cooperaría con las autoridades en relación a mi salida del país y se tomaría un tiempo para descansar y recuperarme.

Estoy extremadamente decepcionado con la decisión de la corte de desestimar mi solicitud de revisión judicial a la decisión del ministro de cancelar mi visa, lo que implica que no puedo quedarme en Australia y participar en el Abierto de Australia, dijo el comunicado. Me incomoda que en las últimas semanas la atención se haya centrado en mí, y confío en que ahora todos podamos centrarnos en el juego y el torneo que amo.

Finalmente, me gustaría dar las gracias a mi familia, amigos, equipo, seguidores, aficionados y mis compatriotas serbios por su apoyo constante. Todos han sido una gran fuente de fuerza para mí.

Los organizadores del torneo declinaron en un primer momento hacer comentarios sobre el veredicto.

El dominio del tenista serbio sobre los major ha sido especialmente impresionante en los torneos recientes. Ha ganado cuatro de los siete últimos eventos del Grand Slam y quedó como finalista en otros dos. La única vez que no llegó a la final en ese tiempo fue en el Abierto de Estados Unidos de 2020, cuando fue descalificado en cuarta ronda por golpear una pelota que alcanzó de forma inesperada a un juez de línea en la garganta tras un partido.

Los organizadores del torneo habían programado en un principio un partido entre Djokovic y su compatriota Miomir Kecmanovic. En su lugar, Kecmanovic se enfrentaría a lo que se conoce como un perdedor afortunado, un jugador que pierde en partidos de clasificación pero llega al cuadro principal por la salida de otro tenista antes de que comience la competición.

Unos 90 minutos después de que se conociera el veredicto en el caso de Djokovic, los organizadores anunciaron que Salvatore Caruso, un italiano en el puesto 150 de la clasificación, había sustituido al número uno en el cuadro y que el encuentro se había trasladado a una cancha más pequeña en la sesión de día.

El duelo entre el tercer preclasificado, Alexander Zverev, y Daniel Altmaier se trasladó a la cancha principal.

En otros partidos programados, la defensora del título femenino, Naomi Osaka, jugará el segundo partido en la cancha principal, el Rod Laver Arena, contra la colombiana Camila Osorio.

Rafael Nadal jugará por la tarde, mientras que la número uno de la clasificación femenina, Ash Barty, disputará el primer duelo de la noche en el Rod Laver Arena.

El gobierno australiano canceló el viernes la visa de Djokovic debido a cuestiones relacionadas con su rechazo a la vacuna contra el COVID-19. Eso fue cuatro días después de que una corte anulase por motivos de procedimiento una cancelación previa de la visa de Djokovic.

El nueve veces ganador del Abierto de Australia pasó cuatro noches detenido por las autoridades de inmigración antes de la primera vista judicial, y el sábado volvió a quedar retenido en un hotel de inmigración a la espera de que se resolviera la apelación.