MLB y jugadores retomarán negociaciones después de un mes

de 210 millones a 245 millones; cambios para fomentar la competencia entre los equipos; y medidas que respondan a las denuncias del sindicato sobre manipulación del tiempo de servicio.

de 210 millones a 245 millones; cambios para fomentar la competencia entre los equipos; y medidas que respondan a las denuncias del sindicato sobre manipulación del tiempo de servicio.

En cambio, los dueños proponen aumentar el techo de gasto que debe ser gravado a 214 millones; instaurar al bateador designado en la Liga Nacional; y eliminación de la compensación por el fichaje de agentes libres.

Ambos equipos plantean aumentos del salario mínimos. Los jugadores pretenden que pase de 570.500 a 775.000 esta campaña. Los dueños aspiran a una serie de categorías: 600.000 para jugadores con menos de un año de servicio en las mayores; 650.000 con al menos uno cumplido y 700.000 para los que han completado un mínimo de dos.

Los negociadores también han tanteado adoptar una lotería para el draft, emulando el ejemplo de la NBA. Pero los dueños la limitarían a tres equipos y el sindicato quieren que se expanda a ocho. Los jugadores recompesarían a los clubes con menos recursos con selecciones adicionales del draft si consiguen buenos resultados, como clasificarse a los playoffs o tener una marca ganadora.

Se trata de la novena paralización en el béisbol, pero la primera desde una huelga de siete meses y medio en 1994-95.

El conflicto amenaza los entrenamientos primaverales, los cuales deben comenzar el 16 de febrero en Florida y Arizona. El día inaugural de la campaña está previsto para el 31 de marzo.

Ante la necesidad de tener al menos tres semanas de pretemporada y que los jugadores cumplan con los protocolos COVID, se precisa de un acuerdo alrededor del 5 de marzo para iniciar la temporada regular en la fecha programada.