Saints quedan fuera a pesar de vencer 30-20 a Falcons

Los Saints de Nueva Orleans se quedaron fuera de los playoffs a pesar de derrotar el domingo 30-20 a los Falcons de Atlanta.

Los Saints de Nueva Orleans se quedaron fuera de los playoffs a pesar de derrotar el domingo 30-20 a los Falcons de Atlanta.

Los Saints (9-8) necesitaban que los Rams de Los íngeles derrotaran a los 49ers de San Francisco para obtener un boleto como equipo comodín y su quinta aparición consecutiva en playoffs, pero San Francisco ganó 27-24 en tiempo extra.

Trevor Siemian comandó dos marchas anotadoras consecutivas después de pérdidas de balón de Atlanta al final de la primera mitad y los Saints se sobrepusieron a la pérdida por lesión del quarterback Taysom Hill.

Los Falcons (7-10) resultaron perjudicados con tres entregas de balón, incluidos dos balones sueltos del running back Mike Davis.

Con unos seis minutos por jugar en la primera mitad, los Saints tenían ventaja de 7-6 cuando Hill dejó el partido con una lesión en el pie izquierdo durante un acarreo de una yarda. Hill fue evaluado antes de ser llevado al vestidor.

Siemian se hizo cargo de la ofensiva y lanzó un pase de anotación de 13 yardas a Tre™Quan Smith.

Un par de balones perdidos de Atlanta ayudaron a los Saints a extender su ventaja 14-6. Paulson Adebo interceptó un pase a Matt Ryan y dejó la mesa servida para un gol de campo de Brett Maher de 37 yardas.

En la siguiente jugada, Davis soltó el balón cuando fue golpeado por Malcolm Jenkins, y el linebacker Kwon Alexander recuperó el balón para Nueva Orleans. Siemian aprovechó y lanzó pase de touchdown de 5 yardas a Juwan Johnson con 2 segundos por jugar y le dio la ventaja 24-6 a los Saints.

Siemian, quien fue titular por los Saints en la derrota en casa 27-25 contra los Falcons el 8 de noviembre de 2021, completó 9 de 15 pases para 71 yardas y dos anotaciones.

Alvin Kamara corrió para 146 yardas e impuso una marca personal con 30 acarreos por los Sants, y superó las 102 yardas combinadas en sus últimos tres juegos con su primer partido de más de 100 yardas desde el 12 de diciembre, cuando terminó con 120 ante los Jets.