Francia refuerza seguridad en estadios tras incidentes

Todo partido del fútbol profesional en Francia será suspendido de inmediato cuando un jugador o árbitro resulte lesionado por un proyectil lanzado desde las gradas, anunció el gobierno el jueves.

Todo partido del fútbol profesional en Francia será suspendido de inmediato cuando un jugador o árbitro resulte lesionado por un proyectil lanzado desde las gradas, anunció el gobierno el jueves.

La medida anunciada por los ministerios de Deportes, Interior y Justicia responden a una serie de incidentes en los estadios esta temporada en la liga francesa. También se acordó prohibir la venta y uso de botellas de plástico desde julio próximo.

Las autoridades francesas tomaron medidas de urgencias tras la suspensión del partido entre Lyon y Marsella en noviembre. Durante el duelo, un aficionado lanzó una botella de agua, la que impactó en la cabeza al volante de Marsella Dimitri Payet.

El gobierno también ordenó que se haga un análisis de las sistemas de cámaras de seguridad en el estadio, de modo que cumplan con los máximos estándares.

Además, todos los clubes profesionales deberán desplegar desde la próxima temporada métodos de protección, como redes, para prevenir que aficionados entren a la cancha y el lanzamiento de proyectiles.

Otra medida será reforzar las sanciones para establecer vetos de hinchas a los estadios. A largo plazo, las autoridades francesas considerarán introducir una nueva multa en el código penal para castigar a los aficionados que traten de ingresar a los estadios con bengalas.

Los incidentes violentos han marcado al fútbol francés desde el inicio de la temporada, muchos de los cuales han involucrado al Olympique de Marsella.