Otrora líderes de división, Raiders sufren derrota histórica

Los Raiders de Las Vegas llegaron a Kansas City manteniendo sus esperanzas de postemporada, a pesar de que se han visto plagados por lesiones, lidiando con innumerables crisis fuera de la cancha y han...

Los Raiders de Las Vegas llegaron a Kansas City manteniendo sus esperanzas de postemporada, a pesar de que se han visto plagados por lesiones, lidiando con innumerables crisis fuera de la cancha y han perdido cuatro de sus últimos cinco duelos.

El domingo se vieron más como un equipo que merece la primera selección del draft.

Josh Jacobs perdió el balón en la primera jugada del partido y los Chiefs lo recuperaron para touchdown. Derek Carr fue objeto de una intercepción minutos después, lo que llevó a otra anotación de Kansas City. Cuando el tight end Foster Moreau perdió nuevamente el balón en la primera mitad, parecía que los Chiefs volverían a alcanzar la zona de anotación ”lo que hicieron.

Kansas City convirtió los tres balones perdidos en la primera mitad en 21 puntos, lideraba 35-0 al medio tiempo y provocó otros dos balones perdidos en la segunda parte para que los Chiefs consiguieran una aplastante victoria de 48-9.

Así sucedió con un equipo que inició el día empatado con los Broncos y a dos juegos de los Chiefs en la División Oeste de la Conferencia Americana.

Me gustaría decirles, ˜tuvimos una mala semana en los entrenamientos y lo veía venir™", admitió el entrenador en jefe Rich Bisaccia. Creí que tuvimos una buena práctica esta semana. No lo vi venir.

La respuesta no sirve de mucho.

Carr sólo consiguió 263 yardas por aire, casi todas a Hunter Renfrow. Jacobs tuvo apenas 24 yardas por tierra y los Raiders cometieron nueve penalizaciones que les costaron 85 yardas y alcanzaron la zona de anotación hasta el final del tercer periodo.

Para ese momento, la única duda era si los Raiders (6-7) serían los destinatarios de una derrota récord.

Eso sucedió cuando faltaban 7:19 minutos en el cuarto periodo, cuando el running back Derrick Gore corrió libremente 51 yardas para anotar. Eso llevó el margen de triunfo a 39 puntos, eclipsando la victoria por 35 puntos de los Chiefs de 42-7 el 8 de noviembre de 1964.

Hay mucha frustración, admitió Carr. Pero intentamos mantenernos positivos. Apesta, pero ¿qué otra opción tengo? ¿Meterme todos en un agujero y deprimirme? Aún tengo que hacer mi trabajo.