El City requiere de polémico penal para superar a los Wolves

El Manchester City requirió de un polémico penal para conquistar una victoria el sábado por 1-0 sobre un Wolverhampton que se quedó con 10 hombres, y de esa forma asegurar su sitio en la cima de l...

El Manchester City requirió de un polémico penal para conquistar una victoria el sábado por 1-0 sobre un Wolverhampton que se quedó con 10 hombres, y de esa forma asegurar su sitio en la cima de la Liga Premier inglesa.

Al City le concedieron el penal por una mano cuando Joao Moutinho bloqueó un pase de Bernardo Silva con el brazo estirado, aunque los Wolves alegaron que el balón pegó en su axila.

Raheem Sterling cobró tranquilamente desde los 11 pasos a los 66 minutos para su 100mo gol en la Premier, que fue suficiente en un día en el que el poderoso ataque del City tuvo problemas para aprovechar la mayoría de sus oportunidades.

Los Wolves se quedaron con un hombre menos justo antes del medio tiempo cuando el mexicano Raúl Jiménez fue amonestado primero por una entrada cerca de la línea de medio campo y luego, inexplicablemente, estiró la pierna para bloquear el tiro libre resultante, lo que le valió una segunda tarjeta amarilla de inmediato.

Jack Grealish falló una oportunidad clara para ampliar la ventaja a los 70.

La victoria garantizó que el equipo dirigido por Pep Guardiola se quede al frente de sus rivales más cercanos, el Liverpool y el Chelsea, ambos que juegan más tarde el sábado.