F1: Mercedes y Red Bull relajan tensión previo a GP decisivo

Toto Wolff y Christian Horner apenas se miraron de frente cuando se sentaron lado a lado hace tres semanas para discutir el campeonato de la Fórmula Uno.

Toto Wolff y Christian Horner apenas se miraron de frente cuando se sentaron lado a lado hace tres semanas para discutir el campeonato de la Fórmula Uno.

Su fría relación se desheló brevemente el viernes previo al Gran Premio de Abu Dabi, donde el heptacampeón Lewis Hamilton y Max Verstappen se encuentran empatados en puntos en la tabla de posiciones general al tiempo que se preparan para la carrera que decidirá el título.

Buena suerte. Que gane el mejor hombre y el mejor equipo, dijo Wolff, director de Mercedes en la Fórmula Uno, luego de estirarse por encima del trofeo para el campeonato de constructores para estrechar la mano de Horner, su rival en Red Bull, cuando se le preguntó qué tenían que decirse los dos antes del GP en el circuito Yas Marina.

Exactamente, respondió Horner, quien aceptó el saludo.

La situación fue muy distinta de la ocurrida el 19 de noviembre en el marco del Gran Premio de Qatar, cuando la tensión fue evidente en su lenguaje corporal y abierto desdén mutuo.

No necesito salir a cenar con Toto. No necesito besarle (el trasero) ni nada de eso. Existen unos cuantos directores de escuderías que quizá lo harían, subrayó Horner ese día.

Y Wolff subrayó que lo que empezó como una pelea de box olímpico pasó a boxeo profesional y ahora es artes marciales mixtas. Los codazos son permitidos ahora porque las reglas lo establecen, y ya no hay guantes. Nada es predecible.

Pero Verstappen tenía una ventaja de 14 puntos en las posiciones al momento de los roces en Losail, registrados dos días antes que Hamilton se apuntara la segunda de tres victorias consecutivas ”una racha que ha empatado el liderato del campeonato previo a la final del domingo. Es la primera vez desde 1974 que dos rivales llegan empatados a la última carrera de la temporada.

Hamilton, que ha ganado cuatro títulos en fila, ha usado las últimas tres carreras en su búsqueda de romper su empate con Michael Schumacher y llegar al récord de ocho campeonatos de la F1. Verstappen, que ha ganado esta temporada nueve veces, el máximo de su carrera, pretende convertirse en el primer holandés en coronarse campeón.