Ratifican plan de fondo de inversión de Liga de España

La gran mayoría de los clubes de las divisiones primera y segunda del fútbol español, con la notable excepción del Real Madrid y el Barcelona, ratificaron un plan de inversión con una firma de ca...

La gran mayoría de los clubes de las divisiones primera y segunda del fútbol español, con la notable excepción del Real Madrid y el Barcelona, ratificaron un plan de inversión con una firma de capital privado, informó la Liga el viernes.

Respecto al acuerdo, conocido como proyecto LaLiga Impulso, la Liga indicó en un comunicado que en total, 37 de los 42 clubes han votado a favor de la materialización del mismo, 4 en contra y una abstención, lo que les permitirá recibir un total de 1.994 millones de euros para acometer proyectos de crecimiento y consolidación desde el punto de vista deportivo y empresarial.

Real Madrid, Barcelona y Athletic de Bilbao rechazaron el plan de financiación con la firma de inversiones en capital privado CVC que había sido anunciado en agosto. Recientemente, los tres clubes intentaron promover un esquema alternativo de financiación alternativa para acceder al mismo capital ofrecido por CVC asumiendo costes y plazos infinitamente mejores.

De acuerdo con la Liga, esta inyección económica compromete a los clubes a destinar al menos 70% de los recursos a inversiones vinculadas a infraestructura, desarrollo internacional, desarrollo de marca y producto, estrategia de comunicación, plan de innovación y tecnología y plan de desarrollo de contenidos en plataformas digitales y redes sociales.

Sólo 15% de la cantidad puede ser usado para el fichaje de jugadores y el otro 15% para liquidar deudas financieras, se explica en el comunicado.

Los otros dos clubes que optaron por oponerse al plan de financiación no fueron identificados por la Liga.

La semana pasada, Real Madrid, Barcelona y Athletic de Bilbao reiteraron su postura en una carta dirigida al resto de los clubes de la Liga, y señalaron que el plan original presenta términos igualmente ruinosos para el fútbol español y, además, no exento de graves irregularidades (tanto en la forma como en el fondo).