Mainz le receta un 4-1 al Augsburgo en la Bundesliga

Mainz anotó tres goles en la primera media hora para aplastar el viernes 4-1 al Augsburgo, con lo cual cortó una racha de cuatro partidos sin ganar en la Bundesliga.

Mainz anotó tres goles en la primera media hora para aplastar el viernes 4-1 al Augsburgo, con lo cual cortó una racha de cuatro partidos sin ganar en la Bundesliga.

Jonathan Burkardt, delantero del Mainz, marcó un doblete y puso el pase para otro tanto ante un equipo inoperante que no ha ganado de visita desde febrero. En aquel entonces, Augsburgo se impuso precisamente como visitante ante Mainz.

Karim Onisiwo abrió el marcador a los 10 minutos, gracias a un error del defensa de Augsburgo, Robert Gumny, quien trató de interceptar un pase pero no hizo contacto con el balón, que le pasó entre las piernas.

Onisiwo quedó así en libertad de controlar el esférico y vencer al arquero Rafal Gikiewicz.

Un destello de talento de Burkardt gestó la jugada del segundo gol poco después. El ariete de 21 años se dio la media vuelta mientras caía, y pasó el balón al zaguero Stefan Bell, quien colocó su tiro entre las piernas de Gikiewicz, casi sin ángulo.

La tercera diana llegó a los 26 y puso fin prácticamente al duelo, después de que Oniswo elevó el balón para que Burkardt cabeceara hacia el segundo palo.

Augsburgo se acercó a los 69 minutos, cuando Andi Zaqiri empujó hacia las mallas un centro rasante, pero Mainz respondió casi de inmediato, cuando Burkardt definió de primera desde los linderos del área.

Onisiwo pudo haber marcado el quinto más tarde, cuando había eludido ya al guardameta, pero disparó alto y desviado.

Mainz subió del undécimo al sexto sitio, merced a su primer triunfo sobre Augsburgo desde 2018. Siguió mostrándose sólido bajo la gestión del entrenador Bo Svensson, nombrado en enero para rescatar al conjunto de la zona de descenso.

Augsburgo es 16to entre los 18 clubes de la liga, con apenas cinco goles en nueve partidos. Caerá a la zona de descenso automático si Arminia Bielefeld empata este sábado con Dortmund.