Tribunal europeo acoge demanda sobre jugadores de cantera

ha sido objetada en Bélgica al considerarse que restringe el empleo sin cortapisas de jugadores.

ha sido objetada en Bélgica al considerarse que restringe el empleo sin cortapisas de jugadores.

El pedido fue hecho el viernes por un magistrado de primera instancia en Bruselas.

Se trata de un caso que se originó el año pasado por parte del club Real Amberes y su entonces jugador Lior Refaelov, un internacional israelí. La querella apunta contra la federación belga al fijar una cantidad mínima de jugadores formados en el país en la primera plantilla del club y en las convocatorias para los partidos.

El plantel de 25 jugadores mayores de 21 años en el primer equipo de un club belga debe incluir un mínimo de ocho jugadores que se formaron en el país. Al menos seis deberán ser incluidos en la alineación titular o entre los suplentes para un partido.

Los abogados del Real Amberes y Refaelov, de 35 años, argumentaron que la reglamentación les impide fichar jugadores y armar las convocatorias, según el documento del tribunal de Bruselas al cual tuvo acceso The Associated Press.

Mencionaron en su argumentación que la cuota de jugadores de cantera favorece a países de mayor población. Bélgica tiene una población de casi 11,5 millones.

La federación belga exige la cuota de jugadores de cantera desde 2011, coincidiendo con el inicio de una década en la que su selección masculina escaló a la cima del ránking de la FIFA y alcanzó la final de la Copa Mundial de Rusia 2018.

Desde 2009, todo club que compite en torneos de la UEFA debe incluir a ocho jugadores de cantera de cualquier nacionalidad en su nómina de 25 jugadores. La cuota no se aplica para las convocatorias de los partidos.

Al menos cuatro de los jugadores de cantera deben haber cumplido tres años con el club entre los 15 y 21 años de edad. Hasta un máximo de cuatro debieron haberse entrenado con otro club del mismo país.

Dado que la nacionalidad no es una barrera, la Comisión Europea falló en 2008 que la reglamentación de la UEFA permite el libre movimiento laboral.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea tiene un largo historial en cuanto a fallos relacionados al fútbol y actualmente tramita el caso sobre la Superliga, uno que tendría enormes consecuencias. Los clubes Real Madrid, Barcelona y Juventus han recurrido a la instancia para argumentar en contra de lo que sostienen es un monopolio de la UEFA y la FIFA en la organización de competiciones internacionales.

La misma corte europea fue la que emitió la sentencia sobre el Caso Bosman en 1995, teniendo una tremenda repercusión en el fútbol. El fallo a favor de Jean-Marc Bosman, un futbolista belga, permitió que los jugadores tuvieran la libertad de acción para firmar con otro clubes sin el pago de una transferencia, lo cual disparó los salarios.

Uno de los abogados de Bosman, Jean-Louis Dupont, forma parte del equipo legal del Real Amberes. Dupont y otro abogado belga, Martin Hissel, representan a los clubes de la Superliga.