Con polémica, Colombia logra valioso punto en Uruguay

La polémica invalidación de un gol de Luis Suárez antecedió a un eficaz desempeño defensivo de Colombia, que rescató el jueves un valioso empate sin goles en casa de Uruguay y se colocó provisi...

La polémica invalidación de un gol de Luis Suárez antecedió a un eficaz desempeño defensivo de Colombia, que rescató el jueves un valioso empate sin goles en casa de Uruguay y se colocó provisionalmente en el cuarto sitio de la eliminatoria mundialista.

El atacante del Atlético de Madrid festejaba a los 22 minutos su tanto, tras rematar con la cabeza un centro que le envió Matías Viña desde la izquierda, cuando el juez de línea alzó la bandera.

La carrera vertiginosa con la que Suárez celebraba continuó hasta la banda, pero ya no con júbilo sino con la intención de reclamar airado al asistente. Mediante el videoarbitraje, se ratificó la posición adelantada, si acaso milimétrica según se pudo apreciar en la transmisión televisiva.

El resto del encuentro en el Gran Parque Central transcurrió entre intentos infructuosos de Uruguay por vulnerar el arco de David Ospina y algunos contraataques peligrosos por parte de los visitantes.

En el segundo tiempo no tuvimos una buena noche, reconoció el entrenador uruguayo Oscar Tabárez en la rueda de prensa.

Uruguay no pudo marcar la diferencia que le redituara tres puntos que tan bien le hubieran venido para tener algo más de tranquilidad en lo que resta de la triple fecha de la eliminatoria.

De manera temporal, Uruguay llegó a 16 puntos y es tercero. Colombia le sigue en el cuarto sitio, último que otorga un boleto directo a Qatar, con 14 unidades.

Sin embargo, ambas selecciones podrían ser rebasadas más tarde por Ecuador, que recibía a Bolivia. El quinto puesto de la eliminatoria deberá disputar un repechaje intercontinental.

La presión uruguaya fue permanente durante buena parte del primer tiempo. En los minutos iniciales los anfitriones mostraron un buen juego con permanentes llegadas de peligro al arco de Ospina.

Los primeros minutos mostraron lo que pensamos para este partido: estar equilibrados y tratar de ofender, explicó Tabárez.

Una primera advertencia fue un cabezazo de Diego Godín al primer palo tras un tiro de esquina cerrado. Ospina atajó haciendo gala de reflejos.

Muy rápidamente llegó un disparo de fuera del área por parte de Suárez y otra magnífica intervención de Ospina por los cielos. Pocos minutos después el delantero volvió a poner en alerta al rival, pero marró su disparo, quizás el más claro de todo el partido, al borde del área chica.

A los veinte minutos Federico Valverde, de tiro libre en diagonal, hizo necesaria otra soberbia tapada del guardavalla del Napoli, quien en cambio nada pudo hacer ante el remate que le hizo Suárez tras el desborde y centro de Viña.

El fuera de juego malogró el estruendo en la casa alterna de la Celeste, ante las obras de remodelación que se realizan en el Centenario.

Dos minutos después, la primera llegada de Colombia no consiguió inquietar al arquero Fernando Muslera. A los treinta, Giorgian de Arrascaeta, que se retiró lesionado poco antes de finalizar la primera parte, volvió a tirar el arco, pero el remate salió desviado a pocos centímetros del palo.

Uruguay intentaba y con buen juego pero sin concretar.

Poco antes de finalizar la primera mitad Colombia buscó desplegar su juego con la capitanía de Juan Guillermo Cuadrado, quien intentó conectar con un Radamel Falcao que no tuvo ninguna oportunidad real.

En el segundo tiempo entró Edinson Cavani por Luis Suárez, que salió sentido tras un encontronazo con Yerry Mina, quien fue permanentemente silbado por los 18.000 espectadores, tras el penal que festejó con baile en la Copa América cuando los Cafeteros dejaron al seleccionado uruguayo fuera del certamen.

Quisimos darle al equipo velocidad por la banda central con la entrada de Darwin Nuñez y Edinson Cavani. Se intentó pero no tuvimos claridad más allá que se siguió luchando, señaló Tabárez.

Los primeros minutos del segundo tiempo fueron bastante más desordenados. Uruguay completó menos pases y evidenció una creación de juego difusa. A los 61 minutos Cuadrado perdió la calma y le pegó un codazo a Viña al borde del área, lo que extrañamente no le significó una tarjeta roja.

El partido siguió siendo áspero, por abajo y arriba. Tras un contragolpe y desborde colombiano que encontró mal parada a la defensa uruguaya, Duván Zapata pateó la primera pelota con peligro de Colombia.

El mano a mano con Muslera se saldó con una buena atajada.

En el segundo tiempo los visitantes a las descolgadas de Luis Díaz por el costado izquierdo, pero sin desplegar todo su potencial por la contención celeste que por momentos también trastabilló permitiendo algunas situaciones de peligro en el área, habilitadas por el buen pie de un infatigable Cuadrado que marcó el paso en el sector derecho durante todo el partido.

El domingo Uruguay cruzará el Río de la Plata para enfrentar a Argentina y Colombia recibirá a Brasil.