Naciones: Francia anestesia a Bélgica y se cita con España

Kylian Mbappé se redimió con un gol de penal y una asistencia para que Francia le diera la vuelta a un 2-0 en contra y venciera el jueves 3-2 a Bélgica, clasificándose a la final de la Liga de Nac...

Kylian Mbappé se redimió con un gol de penal y una asistencia para que Francia le diera la vuelta a un 2-0 en contra y venciera el jueves 3-2 a Bélgica, clasificándose a la final de la Liga de Naciones.

El gol de Theo Hernández en el último aliento completó la remontada que instaló a los franceses en la definición contra España el domingo. Fue apenas la segunda aparición de Hernández con la selección francesa, en el día en que cumplió 24 años.

Dos goles cerca del final del primer tiempo pusieron en ventaja a Bélgica pero Mbappé, quien se convirtió en el jugador más joven en alcanzar los 50 partidos con Les Bleus, habilitó a Karim Benzema a los 62 y convirtió un penal siete minutos después.

Ser capaces de hacer lo que hicimos es fantástico, y no olviden a qué equipo se lo hicimos, al que está primero en el ránking de la FIFA en este momento, valoró el técnico francés Didier Deschamps. No creo que muchas personas hayan pensado que podíamos lograrlo al descanso. Todo el mérito es de los jugadores. El orgullo y el carácter que mostraron se suma a su calidad y nos permitió lograr esto.

Mbappé, de 22 años, quedó como el villano del fracaso de Francia en la Euro 2020 del verano al fallar el penal decisivo en una definición desde los 12 pasos contra Suiza que les dejó fuera en los octavos de final.

Nunca he dudado de Kylian. Siempre le he demostrado que estoy con él, apoyándolo, aseveró Deschamps. Sé muy bien que la selección francesa es más fuerte con él.

Theo Hernández y su hermano Lucas fueron colocados en la alineación inicial de Francia. Desde 1974, cuando Harvé y Patrick Revelli alinearon juntos, no se presentaba un caso similar en la selección francesa.

En la otra semifinal, disputada el miércoles, España venció a Italia.

Bélgica buscaba desquitarse de la derrota que sufrió ante Francia en las semifinales del Mundial de 2018. Parecía tener esa satisfacción al alcance a los 37 minutos, cuando Yannick Carrasco hizo un recorte desde el costado izquierdo, eludió a un defensor y definió a la base del poste.

Kevin de Bruyne aportó la asistencia para ese gol. Cuatro minutos después hizo lo propio, adelantando un balón para Romelu Lukaku, quien recibió de espaldas al arco, se dio la vuelta, se llevó por velocidad a Lucas Hernández y marcó con un tiro elevado.

Bueno, ésa es una ventaja cómoda, tuiteó la selección de Bélgica al medio tiempo, en su cuenta oficial.

No tanto. Francia elevó la presión al comienzo del complemento y se acercó a los 62, cuando Mbappé se valió de gambetas para eludir a sus rivales y encontró a Benzema, quien se las ingenió para encontrar el espacio que le permitió disparar entre un pelotón con camisetas rojas.

Y los dirigidos por Deschamps igualaron poco después, cuando Mbappé ejecutó un penal al ángulo derecho, tras una falta de Youri Tielemans sobre Griezmann, avalada por el VAR.

Lukaku pensó que había anotado en las postrimerías, pero se marcó un fuera de juego.

En realidad, fue Francia la que obtuvo el triunfo con el tiro combado de Theo Hernández , tras una buena jugada colectiva.

Hay que ver el primer tiempo que hemos jugado, con cabeza fría y entendiendo lo que se necesitaba... En el segundo tiempo las emociones nos han rebasado, dijo el técnico español de Bélgica, Roberto Martínez. Hemos pensado en avanzar a la final tan rápido que nos hemos olvidado de jugar nuestro partido.