Ella Brunning, una receptora en las Pequeñas Ligas

Ella Bruning es la persona con quien todos quieren hablar en South Williamsport esta semana.

Ella Bruning es la persona con quien todos quieren hablar en South Williamsport esta semana.

La receptora estelar del equipo de Abilene, Texas, es la vigésima jovencita que juega en la Serie Mundial de Pequeñas Ligas y la única en la edición de este año.

Bruning, quien milita en la liga Wylie, puede lanzar, robar bases y soportar un pelotazo de foul en una rodilla.

El viernes, en una victoria de Texas por 6-0 sobre Washington, se robó la intermedia, anotó la primera carrera y lideró a su equipo con dos hits y una remolcada. Fue así la primera niña en batear más de un imparable en un encuentro de la Serie Mundial de Pequeñas Ligas.

Es un modelo a seguir para mi hija y para varias de sus hermanitas en esta organización, dijo el manager de Texas, Reggie Regala. Siempre ha sido así, y ahora que está en el escenario principal, será también un ejemplo para todas las demás niñas.

El béisbol es una tradición familiar en la casa de los Brunning. Bryan, el padre de Ella, ha sido coach de sus hijos durante más de 10 años, y funge como asistente en el equipo de Abilene.

Dillon, hermano menor de Ella, es jardinero e intermedista del equipo. El hermano mayor Collin se sienta en el graderío y admite que siente algo de envidia por el hecho de que sus equipos se perdieron la oportunidad de disputar la Serie Mundial de Pequeñas Ligas hace unos años.

La historia de Ella en el béisbol comenzó a los 7 años, cuando perseguía algunas pelotas durante las prácticas de bateo del equipo de Collin.

Creo que un día atrapó una línea. Algunos niños le dijeron en broma que podría estar en el equipo, rememoró Lindi, madre de Ella. Desde ese momento, siempre bromeamos al decir que jugaría, pero eventualmente lo hizo.

Su resistencia detrás del plato ha quedado documentada en la semana. Tras recibir el pelotazo de foul en la rodilla el lunes, en una derrota por 6-5 ante Michigan, permaneció en el encuentro y bloqueó con el pecho los siguientes tres lanzamientos bajos, mostrando una forma perfecta.

Siempre ha hecho todo de manera muy natural, y le gusta la competencia que esta liga representa, dijo Lindi.

El éxito de Ella no se limita al béisbol. Se destaca también en el softbol.

Sin embargo, dejó el softbol durante el verano para incorporarse al equipo de Abilene con la intención de disputar la Serie Mundial de Pequeñas Ligas.