¿Que significaron los Juegos pandémicos de Tokio?

porque esta justa sería mucho más limitada que la última realizada en Tokio.

porque esta justa sería mucho más limitada que la última realizada en Tokio.

También hubo gratitud. Gracias a estos Juegos, Seiichi Kuroki, de 55 años, estrechó su relación con su padre, Masatoshi Kuroki, de 85 años, después de que hablaron de la participación de Masatoshi fue comisario en la ceremonia de inauguración de 1964.

Estoy muy agradecida con eso, dijo Kuroki. Se pone muy contento cuando le pregunto qué hacia en esos Juegos, porque ese es su legado.

Sin embargo, también hubo algo de tristeza para Takemasa Taguchi, de 83 años que recordó el ambiente en torno a la justa de 1964.

Me pone triste esta situación, dijo. Esperaba que pudiéramos celebrar y bailar con personas de todo el mundo.

CAMBIO SOCIAL

Algunos esperaban que los jueves pudieran generar un cambio en la sociedad japonesa, en la que las minorías aún son discriminadas. Pocos sentían que los Juegos resolverían todos los problemas sociales de Japón. Pero con los ojos del mundo sobre ellos, algunas personas vieron algo de progreso en estos temas.

Antes de los Olímpicos, Makoto Kikuchi, una boxeadora profesional de 34 años se declaró abiertamente lesbiana.

Al dar a conocer mi situación y convertirme en un deportista abiertamente homosexual, esperaba ser lo más útil posible para aquellos que se sienten solos", comentó.

Tokio 2020 incluyó a 179 deportistas abiertamente homosexuales, lesbianas, bisexuales, transgénero o no binarios, según Outsport.com. Es más del triple del número de participantes en Río 2016.

A pesar de que los matrimonios entre personas del mismo género no tienen reconocimiento legal en Japón, Fumino Sugiyama, activista transgénero y exintegrante del equipo nacional de esgrima de Japón, asegura que el apoyo a la diversidad sexual ha ido creciendo lentamente.

Realmente es grandioso que se finalmente se haya trazado un camino para que los deportistas puedan competir siendo ellos mismos, dijo.

___

Los periodistas de AP Kwiyeon Ha, Chisato Tanaka, Hiromi Tanoue, Mayuko Ono, Kaori Hitomi, Emily Wang y Haruka Nuga contribuyeron con este despacho.